“Al filo del mañana”: hay que verla

Por Julio García

Desde hace muchos años Tom Cruise ha sido un referente de Hollywood en todo el mundo ya sea por su estilo de vida, por sus escándalos o hasta por su religión, pero sobre todo por sus películas.

Año con año Tom Cruise entrega una nueva aventura cinematográfica para reafirmarse con cada una de ellas como el actor más prolífico que existe, aunque no por eso el más exitoso tanto en crítica como en taquilla.

Este año no ha sido la excepción y Tom regresa con su nuevo film “Al filo del mañana”, una película de acción y ciencia ficción muy acorde con las últimas tendencias de Hollywood y un género que el actor estadounidense conoce muy bien.

Sin embargo estrenar una película al año viene con un precio que se cobra por lo general en calidad y que hace entender por qué otros realizadores ponen tanto tiempo entre proyectos.

Tom Cruise no es ajeno a los fracasos fílmicos, el año pasado “Oblivion” quedó en el olvido total pero es conocido también por reponerse rápidamente y escoger proyectos que terminan por mostrar que él es un maestro en el arte de generar películas tan rápido como una línea de producción y con una calidad en su mayoría envidiable.

“Al filo del mañana” es justo decir que pertenece al lado ganador del actor y cuando casi siempre atribuyo el éxito de un film a su director, en el caso de Cruise casi siempre es él la mente maestra detrás de sus películas, pero es necesario mencionar que su más grande éxito hasta la fecha, “Misión imposible: protocolo fantasma”, fue totalmente gracias a Brad Bird que obvio fue contratado expresamente por Cruise y por lo cual lo odiaremos el resto de nuestras vidas por que alejó al director de cualquier posibilidad de hacer una secuela de “Los increíbles”.

Esta vez el actor en su calidad de jefe máximo volvió a acertar en su contratación del director al traer a Doug Liman, quien fuera director de “La identidad Bourne”, y tal y como lo hiciera con ese filme Liman se luce detrás de la cámara creando un universo realista como escenario para lo que es hasta la fecha la película más cara de Tom, 170 millones de dólares de entretenimiento entre escenas de batalla excelentemente filmadas, una historia “casi original” con gran sentido del humor, divertida y sin mas pretensiones que las de entretener.

imageEste filme está dando la oportunidad a Cruise de mostrarse como el buen actor y compañero que es ya que como siempre en todas sus películas incluye talento nuevo que cumple así como los veteranos que siempre le dan renombre a sus películas, sin dejar de lado a su fiel heroína que en esta entrega corre a cargo de la bellísima Emily Blunt.

El único pero que yo le pongo a “Al filo del mañana” es que muestra a un Tom Cruise muy deseoso de mostrarse como buen actor haciéndome preguntar por qué no usa su dinero y su poder para buscar proyectos de autor, más al estilo de Brad Pitt, esas películas que te convierten en leyenda en vez de seguir haciendo películas de matiné dominical.

Sigo esperando al Cruise de “Nacido el 4 de julio” o “Días de trueno”, espero algún día volverlo a ver.

Por lo pronto véalo salvar al mundo una vez más en esta película que es para verse en el cine y disfrutarla con toda la familia.

PD: prometí ver Maléfica y darles mi opinión, bueno ya lo hice y esta es mi critica… es tan mala que no me merece ni mi tiempo ni el suyo como lectores ni espectadores.

Gracias.

Julio García
Guionista y crítico de cine / Escuela de Cine de Londres