Brilla Yadier Molina con Puerto Rico

Carlos Correa, de Puerto Rico, celebra luego de conectar un jonrón ante Venezuela en un encuentro del Clásico Mundial de Béisbol, disputado el viernes 10 de marzo de 2017, en la ciudad mexicana de Guadalajara (AP Foto/Luis Gutiérrez)
Por Claudio Gámez
SAN DIEGO .- Cuenta Edwin Rodríguez que en el 2015, Yadier Molina, pensando que el Clásico Mundial de Béisbol sería en el 2016 y no este 2017, empezó a comunicarse con él para hablar de posibles alineaciones para la selección de Puerto Rico.
Con 1-0 en el Grupo F y sin derrotas hasta ahora en el Clásico, el equipo descansará dos días antes de su próximo partido, que será el viernes contra los Estados Unidos.
Así es el entusiasmo de Molina por ser un líder del equipo boricua. El martes en el primer choque del Grupo F del Clásico, el menor del trío de hermanos cátchers hizo de todo para ayudar a su escuadra a vengarse de la República Dominicana luego de sus tres derrotas ante dicho equipo en el 2013.
En la victoria del equipo puertorriqueño por 3-1, Molina se fue de 4-2 con un jonrón y dos empujadas.
A la defensa, completó un out crucial en el home gracias a un excelente tiro desde el jardín derecho de Eddie Rosario para frenar a los dominicanos en el primer episodio, y atrapó a Nelson Cruz en un intento de robo. Además, manejó de manera excelente el picheo de su equipo y, como veterano sagaz, “cuadró” los pitcheos de una manera tan eficaz que los strikes cantados provocaron una fuerte discusión con el árbitro principal de parte del manager de Dominicana, Tony Peña, quien terminó siendo expulsado del juego.
Con su triunfo del martes, Puerto Rico lleva 4-0 en el Clásico Mundial del 2017 y de paso, propinó a los quisqueyanos su primera derrota en el evento desde el 10 de marzo del 2009.
Desde la cueva contraria, Peña-brillante cátcher defensivo en sus tiempos como jugador de Grandes Ligas-notó lo hecho por el oriundo de Bayamón.