Busca Maduro controlar espacios de información

Por Notimex 

Washington.-  La oposición y el gobierno de Venezuela luchan no solo en las calles, sino en las redes sociales, donde “compiten por conformar la narrativa nacional” de la crisis que azota al país sudamericano, consideró la agencia de información financiera Bloomberg.

En un reciente reporte, la agencia destacó que mientras el gobierno de Nicolás Maduro censura canales de televisión, la oposición recurre a plataformas alternas como Instagram, Snapchat, Facebook, Twitter y WhatsApp para mantenerse informada de manera independiente.

“Para contrarrestar esta situación de hiperconectividad, el gobierno ha creado sus propias milicias digitales, porque sabe que la gente está buscando información en otros lugares”, dijo el profesor de Comunicaciones de la Universidad Andrés Bello, Andrés Canizalez, citado por la agencia.

Escrito por Nathan Crooks y Fabiola Zerpa, el reporte afirmó también que “el gobierno de Venezuela está transmitiendo una realidad alternativa a los teléfonos móviles de sus ciudadanos”.

Señaló que la televisión se muestra en su mayoría silenciosa sobre las protestas de los últimos dos meses, que han segado de la vida de casi 70 personas.

Refirió que el gobierno de Maduro “envía una corriente de imágenes anodinas a medida que los manifestantes envían actualizaciones al minuto de los arrestos y la violencia” presentes en las manifestaciones que se suceden día con día.

Citó como ejemplo una manifestación doble que tuvo lugar el pasado 1 de mayo, en donde contingentes progubernamentales y opositores se hicieron presentes en diferentes sitios de la capital venezolana.

“Mientras la oposición colocaba imágenes de soldados de la Guardia Nacional disparando bombas de gas lacrimógeno contra manifestantes, las cuentas progubernamentales mostraron a seguidores sonrientes vestidos de rojo en una manifestación pacífica”, indicó el reporte.

De acuerdo con Canizalez, “ha habido un aumento en el número de personas que usan teléfonos inteligentes, porque saben que no hay información en los canales regulares de televisión y radio, o en los medios convencionales”.

“Los políticos de la oposición solían quejarse de que los medios tradicionales no les daban espacio, pero comprenden el cambio que está ocurriendo con los jóvenes ahora y se han vuelto hacia las redes sociales para transmitir su mensaje”, añadió citado por Bloomberg.

Agregó que “mientras Maduro ordenó una investigación a la unidad local de Movistar de Telefónica de España el mes pasado, alegando que ayudó a los opositores a entregar mensajes de texto promoviendo protestas, el gobierno venezolano compite ahora en las redes sociales en lugar de cerrarlas”.

Según datos del regulador de Telecomunicaciones Conatel, mientras el uso de teléfonos móvieles se ha mantenido casi nulo en los últimos tres años, el uso de internet aumentó de una tasa de penetración de 44 por ciento en 2014 a casi 62 por ciento en 2016.

Pese a ello, 30 por ciento de la población no tiene acceso a una conexión a internet o teléfono inteligente y depende del gobiernos y de las estaciones de televisión por aire para obtener información, comentó Canizalez.

Por eso el gobierno fue tan rápido en cerrar o censurar las estaciones de televisión que difundían cobertura que no le gustaba, dijo el especialista.

“Muchas personas solo tienen acceso a mensajes de texto y es por eso que han visto al gobierno empezar a tratar de controlarlo”, enfatizó el reporte de la agencia especializada.