Buscan restringir acceso de niños a internet en Venezuela

Por Notimex

Venezuela.- Para contribuir a reducir la violencia en Venezuela, la Asociación Civil por la Paz (ACPP), solicitará a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), restringir el acceso de niños y jóvenes a las salas públicas de internet.

“La mayoría de estos niños pasan horas y horas jugando a matar con programas de juego que irresponsablemente les dejan utilizar los propietarios de estas salas”, precisó Mario Cardozo, presidente de la referida asociación, en declaraciones a Notimex.

Cardozo, ex funcionario del extinto Consejo Venezolano del Niño (CVN), explicó que “lo que parecen ignorar los regentes de estos `cybercafé´ es que hoy están formando los delincuentes que mañana los asaltarán y hasta matarán, si no le entregan lo que les piden”.

Venezuela está catalogada como uno de los países más peligrosos y violentos del mundo, donde el índice de homicidios se ha elevado a 97 por cada cien mil habitantes durante los últimos años, situación que preocupa a la petrolera nación sudamericana.

“Los niños son un mercado sumamente lucrativo, especialmente para los salones de cyber y desafortunadamente hay comerciantes que están más interesados en generar ganancias a costa de ellos que proteger sus valores y principios”, advirtió Cardozo.

Reveló que en visita que directivos del organismo realizaron a varios de estos salones en Caracas, pudieron presenciar una gran cantidad de niños “jugando a matar” con estas computadores, las que ahora se alquilan hasta en los barrios más pobres de la capital.

“En esta inspección también se constató que todos los programas de juego incorporados a estas computadores son excesivamente violentos, donde la muerte, la destrucción y el uso letal de armas son los objetivos a lograr por los pequeños para ganar alguna puntuación”, precisó.

El analista destacó asimismo que otra irregularidad detectada es que en estas salas de “cibercafé” ningún jovencito se encontraba realizando tareas escolares, sino simplemente jugando, porque sus padres cuando están trabajando les dan dinero para que se diviertan.

Cardozo aseguró que la mayoría de los muchachos portaba el uniforme escolar, por lo que se presume que muchos de ellos faltan a clases y se van a los cyber. “Eran apenas las diez de la mañana, cuando se realizó la inspección, horario en que debían estar en sus colegios”, denunció.

Reiteró que la semana próxima acudirán a la sede de CONATEL, para solicitar se restrinja el acceso a las salas de internet a los menores de edad, cuando el uso de la máquina sea distinto al de realizar una tarea o una consulta escolar ordenada por sus maestros.