Celebra Ginóbili su cumpleaños

 

Por Redacción

Buenos Aires.- A lo largo de la historia los basquetbolistas argentinos han sido recordados por su gran talento en la duela, pero hay uno que sobresale del resto por haber conseguido la gloria en múltiples ocasiones, él es Emanuel Ginóbili.

Nació un 28 julio de 1977 en Bahía Blanca, Argentina, pero fue hasta 1995 cuando tuvo su debut como profesional con el equipo Andino SC, quien confío en su talento a pesar de su corta edad, con el club de la provincia de La Rioja permaneció poco tiempo para después regresar a casa con Estudiantes.

El basquetbolista emigró a Italia en 1997, buscando crecer en su carrera y llegó a rechazar una oferta de las “Espuelas” de San Antonio, para convertirse en uno de los mejores en Europa, ganando la Copa de Italia en dos ocasiones con el Viola Reggio Calabria.

Después de consolidarse en el viejo continente, el 18 de julio de 2002, decidió empezar su aventura en la NBA (Liga Nacional de Básquetbol) con el equipo que algún día rechazó, los “Spurs”, con quien iniciaría el camino que lo llevaría a la gloria en los próximos años.

Con tan solo un año en Estado Unidos, logra su primer anillo como campeón de la NBA, pero sus logros también llegarían a nivel selección, para 2004 se bañaría en oro en los Juegos Olímpicos de Atenas, al conseguir la presea dorada y poniendo en alto el nombre de Argentina.

Los triunfos no pararon para Manu, pues en 2005 y 2007 vuelve a ser campeón con San Antonio, siendo una pieza importante en el desarrollo del equipo y convirtiéndose en una de las figuras de la liga.

Para 2008 llegaría otro triunfo en los Juegos Olímpicos de Beijing, pues junto con su equipo nacional, lograrían la medalla de bronce con la albiceleste, donde también fue el abanderado de la delegación argentina.

Los próximos años de San Antonio estarían llenos de dudas sobre el funcionamiento del equipo, pero Ginóbili seguiría con ellos, buscando sacar adelante al equipo, lo cual le tomaría seis años, pues fue hasta 2013 cuando consiguió su cuarto anillo como campeón de la NBA.

El legado de Manu Ginóbili con los “Spurs” no solo se basa en triunfos, también en el amor que le ha tenido al equipo durante las 15 temporadas que ha jugado con ellos, con quien recientemente firmó para permanecer un año más.