Científicos usan nanopartículas para endodoncia

Por Notimex

México.- El Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), en Baja California, usó la propiedad antimicrobiana de las nanopartículas de plata para mejorar la solución irrigante que se aplica en procedimientos de endodoncia.

Los estudios de la investigadora del Departamento de Microbiología Experimental del CICESE, Ernestina Castro Longoria y el dentista Juan Manuel Martínez Andrade comprobaron que al dotar de la propiedad antimicrobiana a la solución irrigante no pierde las características de remover el barrillo dentinario.

Luego de detectar la problemática de infecciones en los conductos radiculares en los tratamientos de endodoncia, los especialistas pensaron que su conocimiento en nanotecnología y microbiología podrían ser una solución.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Castro Longoria explicó que propusieron una solución irrigante para tratar estos conductos al momento de hacer endodoncia.

La especialista mencionó que con la endodoncia se busca limpiar y desinfectar en su totalidad el área para evitar que el paciente pierda el órgano dentario, por lo que se utilizan soluciones que remueven la materia orgánica e inorgánica.

Las nanopartículas de plata cuando entran en contacto con las bacterias y los hongos liberan iones de plata que desestabilizan la pared y las membranas celulares, después degradan otros componentes en el interior matando al microbio.

Por su parte, Martínez Andrade refirió que durante el proceso halló una deficiencia, pues ciertos materiales irrigantes no son tan efectivos, por lo que es necesario mejorar los materiales destinados para la salud de los dientes.

Mediante una síntesis, in situ, y tras varios ensayos de inhibición de microorganismos, los investigadores consiguieron que las nanopartículas no afectaran las propiedades de la solución irrigante.

Los especialistas usaron dientes de bovino in vitro para los ensayos, ya que presentan características muy similares a los dientes de los seres humanos.

Ahora, los investigadores se encuentran en proceso de patentar la nueva solución, la cual aportaría calidad a los materiales que se usan en los procesos odontológicos.