Condenan en Arizona a mexicanos por traficar indocumentados

Por Notimex

Phoenix.- Un juez federal en Arizona sentenció a dos mexicanos a 10 y ocho años de prisión por participar en una operación de contrabando de indocumentados, que causó la muerte de varios inmigrantes en tres incidentes registrados en 2009.

La Oficina del Procurador Federal en Arizona informó que el juez Raner C. Collins impuso la víspera una sentencia de 10 años de prisión a José Villela López y de ocho años a Fidel Mancinas Franco.

Ambos se declararon culpables de conspiración para traer, transportar y albergar a inmigrantes no autorizados.

Otro acusado, que desempeñó un papel menor en la conspiración, Fernando Díaz González, se había declarado antes culpable de los mismos cargos y recibió una sentencia de cuatro años de cárcel.

“Los acusados participaron en una organización de tráfico de indocumentados que mostró desprecio por la vida de las personas que contrabandeaban”, dijo el procurador federal John S. Leonardo, en un comunicado.

“Las sentencias impuestas envían un claro e inequívoco mensaje de que tal comportamiento no será tolerado y será severamente castigado”, indicó.

Mancinas Franco, de 53 años de edad, y López-Villela, de 51, formaban parte de una conspiración para el contrabando de inmigrantes indocumentados a Estados Unidos desde México y para transportarlos y albergarlos dentro de territorio estadunidense.

La mayoría de los inmigrantes de contrabando procedían de Centroamérica y Sudamérica.

Mancinas Franco y López Villela sabían que los inmigrantes, una vez en Estados Unidos, serían transportados en el piso de vehículos sobrecargados, cuyos asientos traseros había sido eliminados.

En tres casos separados en 2009, grandes grupos de inmigrantes que estaban siendo introducidos de contrabando por la organización de Mancinas Franco y Villela López murieron o resultaron heridos debido a este método de transporte peligroso, indicó la Oficina del Procurador Federal.

En uno de esos incidentes, registrado el 6 de junio de 2009, 11 indocumentados murieron al volcarse cerca de Sonoita, Arizona, la camioneta en la que viajaban hacinados.