Conmemorando la lucha de las mujeres con familiares desaparecidos

Por Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos A.C. (CADHAC)

El día de ayer, 8 de marzo, se conmemoró el Día Internacional de las Mujeres, un día que busca visibilizar la situación que han enfrentado por décadas en la demanda de igualdad en la sociedad. El abuso y el daño que sufren, desde micro machismos hasta su máximo exponente en feminicidios, afectan cotidianamente la vida de miles de mujeres en México y en Nuevo León. Uno de los múltiples ejemplos son aquellas mujeres que viven violencia día a día en la búsqueda de sus familiares desaparecidos.

La Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados, Secuestrados y Desaparecidos de NL (AMORES) es un ejemplo de lucha constante al que se tienen que enfrentar las mujeres víctimas de una violencia que arrebató la seguridad y tranquilidad de ellas y sus familias. La violencia que vivieron al perder a sus familiares se replica cada día que se encuentran en espera de respuestas. De manera que ésta se vuelve constante, ya que la desaparición es catalogada como un “acto continuo y permanente” no sólo para las víctimas, sino también para quienes sufren por desconocer el paradero de sus familiares.

Esposas, madres, hijas y hermanas, mujeres que ahora pasan sus días buscando y esperando encontrar a sus seres más amados. Aquellas que vieron interrumpida su vida por hechos de violencia y angustia más allá de lo inimaginable, y aunque una parte de ellas siempre esté en espera, con inigualable e incansable fortaleza se dedican no sólo a exigir justicia, sino que se han convertido en el soporte más grande de sus familias. Es así como las mujeres, generalmente, deben asumir las consecuencias de la violencia continua que implica la desaparición. Abuelas, tías y hermanas que cuidan a sus nietos/as ante la falta de un padre o una madre desaparecida. Ellas que viven acentuada la violencia, al contraer la responsabilidad económica, social y legal de velar por quienes quedaron atrás. Enfrentando así jornadas laborales y domésticas que por la simple condición de ser mujeres implican ya un reto mayor ante salarios y oportunidades desiguales a las de un hombre; todo eso sumado al dolor y lucha de la búsqueda de sus familiares desaparecidos.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, CADHAC y AMORES hacen un llamado a erradicar toda forma de violencia contra las mujeres. El respeto y la igualdad de hombres y mujeres es una condición básica en la sociedad; eliminar la brecha de género, mediante el continuo respeto a los derechos humanos de la mujer es indispensable para el desarrollo común de cualquier comunidad.

Por esto es necesario decir: ¡Ni una desaparición más, ni una mujer menos! ¡Alto a todas las formas de violencia! ¡Vivas Nos Queremos!

Contacto: comunicacion@cadhac.org