CuaREsma: Una experiencia para REnovarse y no morir en el intento

pascua

 

Por David Jasso Ramírez / Sacerdote de la Parroquia del Rosario en Monterrey

A la pregunta ¿se aprende más del éxito o del fracaso? las personas solemos responder del fracaso, sin embargo, hay estudios recientes que concluyen que el cerebro es mucho más receptivo al aprendizaje después de un éxito que tras un fracaso.

Aunque creamos lo contrario e independientemente de los avances de la ciencia, podemos decir que los dos son buenas herramientas para el aprendizaje, porque de lo que se aprende en realidad es de la experiencia que vivimos y tenemos, sin importar si es de tipo positivo o negativo.

Llamamos experiencia al conocimiento de algo que se adquiere al haberlo realizado, vivido, sentido o sufrido una o más veces. También al conjunto de conocimientos que se adquieren en la vida o en un período determinado de ésta. Por eso no es extraño que el concepto “cuaresma”, haga alusión a un “largo período de prueba” a “una experiencia fuerte” como la de Jesús por 40 días en el desierto.

Lo mismo el término “desierto” que siempre va unido a la cuaresma, como el escenario de muchas dificultades y no como lugar geográfico sino como experiencia que buscamos para estar con nosotros mismos y con Dios o bien que no buscamos, sino que nos sorprende en forma de crisis que debemos enfrentar.

Y aunque la cuaresma con sus días, se acabe, el desierto seguirá apareciendo en forma más o menos intermitente hasta que aprendamos de la experiencia que vivimos.

Por eso te propongo seguir viviendo la CuaREsma como una experiencia para REnovarse y no morir en el intento, es decir, para hacer que como personas adquiramos algún rasgo que nos haga parecer como nuevas y diferentes porque el ayuno y abstinencia que Dios quiere es más bien: que no hagamos gastos superfluos y compartamos lo que ahorremos con los pobres, que ofrezcamos nuestro tiempo al que nos lo pida; que nos comprometamos en la lucha contra toda marginación y discriminación y que esperemos cada día una nueva oportunidad.

De lo contrario será una cuaresma más…con pena, pero sin gloria…sin vida y entonces sí, habremos muerto en el intento.

Contacto: davidjasso@iglesiademonterrey.com
Facebook: David Jasso Ramírez
Twitter e Instagram: @davidjassor