De “fakenews”, elecciones y otras cosas

Por Edgar Romo García / Presidente la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión

Hoy en día, la forma de comunicarse entre la sociedad se ha transformado derivado de las nuevas tecnologías. En gran medida, hemos transitado de una sociedad en la que el acceso a la información correspondía únicamente a los medios tradicionales, a una en la que cada individuo puede ser considerado como un canal de comunicación.

Tan sólo es necesario tener un teléfono con Internet, para poder grabar, documentar, tomar fotos, o realizar un sinfín de actividades y que estas puedan ser públicas al instante. Tal vez no nos hemos dado cuenta, pero la tecnología ha rebasado la forma en la que, como sociedad, generábamos vínculos y relaciones.

Particularmente, el acceso a Internet en zonas urbanas ha crecido exponencialmente. Este acceso, ha permitido que, desde teléfonos celulares o computadoras, la forma en la que la sociedad se informe sea considerablemente diferente, siendo mucho más directa, personal, y sin filtros.

Las redes sociales sin duda entran en este extraño “nuevo” método de acceso a la información. Curiosamente, su finalidad de ser un vínculo para socializar, ha migrado a uno en el que se busque informar o desinformar de forma deliberada sobre asuntos de toda índole.

Desde asuntos privados entre individuos, hasta algunos más importantes del ámbito público, son aspectos en los que, en una red social y sin costo alguno, cualquier persona puede publicar libremente. Sin embargo, en un contexto electoral como en el que nos encontramos actualmente, existen muchas publicaciones que sin veracidad alguna son públicas y desinforman a la sociedad en general respecto a los candidatos, a estas y muchas otras popularmente se le conocen como “fakenews”.

Ante este fenómeno de “fakenews”, nos corresponde a nosotros como sociedad, antes de tomar algún juicio ante alguna publicación verificar su: procedencia, veracidad, contenido. Particularmente, en el marco de la elección Presidencial, es nuestra labor ciudadana, comparar el comportamiento de los candidatos, sus propuestas, sus antecedentes, y todo lo que nos permita tener un amplio margen para decidir nuestro voto.

La elección no puede ni debe estar inmersa en una manipulación de ningún tipo. Por eso, es tan importante denunciar a quienes realizan acciones o difunden información falsa, y que deliberadamente tratan de nublar el criterio de las demás personas.

Hoy más que nunca, como ciudadanos, nos toca informarnos de la forma correcta. Es labor nuestra, comparar a cada candidato, no creer como verdad absoluta lo que leemos en redes sociales, y cuestionarnos todo para así construir un mejor criterio como sociedad.

Contacto: edgar.romo@congreso.gob.mx