El Fraude Electoral

Baltazar Martinez diputado Federal PAN

Por Baltazar Martínez, Diputado Federal PAN 

En los días posteriores a la elección realizada en el Estado de Coahuila, se han filtrado inmensidad de videos, notas, audios, fotos y mucha más información sobre malas prácticas en las elecciones de dicho Estado, lo que creíamos que eran historias de décadas pasadas sobre robo de urnas, llenado de actas, conteos irregulares, quedaron evidenciados por la sociedad civil, creíamos que los mecanismos implementados en materia electoral por nuestras autoridades, nos llevarían a tener ejercicios electorales en un marco legal sólido y legítimo pero en este caso en específico quedo solo en un fallido intento.

Por otro lado, se creó una participación ciudadana que hace años no se veía en el Estado vecino, nació el movimiento de “Coahuila digno”, encabezado por los candidatos que participaron en la elección para los diferentes niveles de gobierno. Se organizaron marchas en diferentes municipios, y el reclamo y malestar era general “Ya se robaron los recursos y no vamos a permitir que se roben esta elección”, es por más de uno conocido el descontento de los coahuilenses con su actual gobierno.

Me gustaría retroceder unos años atrás para recordar los hechos acontecidos el ejercicio electoral 2016, especialmente los estados de Durango, Quintana Roo, Veracruz  y Tamaulipas, en estos Estados se tuvo alternancia en el poder, es decir, cambio de partido político, eran Estados con situaciones similares a Coahulia, la ciudadanía estaba cansada de los malos gobiernos, sin embargo, la elecciones se llevaron a cabo sin ningún altercado mayor, la intención del voto se respetó, se buscaba un cambio y se dio, de manera democrática, pacífica y siguiendo las leyes. Claro, esto dio como resultado a la persecución de varios servidores públicos de dichas administraciones, algunos de ellos ya se encuentran capturados y otros siguen siendo prófugos de la ley.

El fraude electoral no solo se comete en las urnas, sino antes y durante el proceso,  el principio básico de la democracia electoral, un ciudadano igual a un voto emitido en condiciones de libertad, era algo que se iniciaba a arraigar en México, justo Cuando ya creíamos que poco a poco íbamos avanzando hacia una verdadera democracia, vemos con indignación y coraje, que el fraude electoral no ha desaparecido.  Vamos a observar como inicia una batalla legal sin precedentes en el país, donde el único afectado es el ciudadano, quien puso su voto de confianza por un cambio, pero solo recibieron un asalto a su dignidad.

Uno de los activistas del frente Coahuila digno comento lo siguiente “No hay respeto a la ley y aunque lo siguen haciendo, no hay ninguna autoridad que imponga orden y mucho menos que consigne y coloque tras las rejas a los infractores de la ley, que en pleno siglo 21 siguen llevando a cabo acciones corruptas del siglo antepasado y es lamentable que haya impunidad en este sentido”. Me llama poderosamente la atención, ya que se genera un ambiente de inestabilidad política y social, a lo contar con la confianza de nuestros órganos electorales, no podemos olvidar que estamos a muy poco tiempo del proceso mas importante para un país, la elección del futuro presidente. No logro concebir una elecciones de esa magnitud bajo un ambiente de duda de los electores, con que confianza podemos salir a votar en el 2018, si no sabemos si realmente se va a respetar nuestro voto.

Es momento de analizar nuestro entorno político, invitar a una mayor participación ciudadana en los comicios electorales, en un año estaremos tomando una decisión trascendental para nuestro país, en un ambiente internacional complicado, y sería muy penoso que los hechos acontecidos en el Estado vecino, se repitieran de nueva  cuenta. No podemos permitir que continúen repitiéndose las historias, es momento de recapitular, aprender y modificar lo necesario para salir a emitir un voto por el cambio.

Contacto: baltazar.mm@hotmail.com