Está NL en contra de cacería furtiva

Por Alma de la Rosa Flores

Monterrey.- De acuerdo al calendario de aprovechamiento extractivo sustentable para el desarrollo de la actividad cinegética, la temporada para la caza legal de pumas inició el 17 noviembre del 2017 y terminó el pasado 14 de enero del 2018.

Edgardo Acosta Canales, Director General de Parques y Vida Silvestre de Nuevo León, instancia donde se expiden los cintillos de aprovechamiento, señaló que fueron 20 los permisos solicitados en la reciente temporada, pero solo 13 acudieron por ellos, para poder desarrollar la actividad en una Unidad de Manejo para la conservación de la biodiversidad (UMA).

Acosta Canales confirmó que, el Puma es una especie de las que pueden ser aprovechadas legalmente, y aseguró que el cazador deportivo es conservador y está en contra de la caza furtiva.

De acuerdo a la Ley General de Vida Silvestre cada especie puede requerir de diversos métodos y en el caso del Puma, si se pueden utilizar perros para llegar hasta su presa.