Habrá escasez de agua crónica en 2050: ONU

ONU

Por Notimex

Naciones Unidas.- Al menos una de cuatro personas padecerá escasez de agua potable crónica o recurrente para el año 2050, por lo que es preciso transformar ahora la gestión de este líquido en el mundo, de acuerdo con la ONU.

En un mensaje ofrecido este jueves para conmemorar el Día Mundial del Agua, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó que el cambio climático está aumentando la presión sobre los recursos hídricos, cuya demanda crecerá más del 40 por ciento para mediados de siglo.

En ese sentido, un informe difundido esta semana por la Organización de la ONU para la Ciencia, Educación y Cultura (Unesco) destacó que tres mil 600 millones de personas viven actualmente en lugares que pueden sufrir de escasez de agua durante al menos un mes al año.

Esa situación de escasez recurrente puede incrementarse para abarcar a cinco mil millones de personas para mediados de siglo, lo que significará que la mitad de la población proyectada para aumentar a 10 mil millones de personas podría padecer escasez al menos durante cuatro semanas cada año.

En ese sentido, Guterres alertó que la escasez de agua provocará el riesgo de que se intensifiquen las disputas entre las comunidades y los sectores productivos de un país, e incluso de que aumenten las tensiones entre naciones.

En la actualidad, de acuerdo con la ONU, el 80 por ciento de las aguas residuales se vierten sin tratamiento al medio ambiente. Además, más de 90 por ciento de los desastres naturales en el mundo están relacionado con el agua, ya sea mediante inundaciones, tormentas o sequías.

Más de dos mil millones de personas carecen de acceso a agua potable, y más de cuatro mil 500 millones de personas carecen de servicios de saneamiento adecuados.

Eso significa más enfermedades, en especial para las poblaciones más vulnerables. Muchas de las enfermedades más graves en el mundo en desarrollo están directamente relacionadas con el agua potable insegura, el saneamiento deficiente y las prácticas de higiene insuficientes.

“Hasta ahora, históricamente, el agua ha demostrado ser un catalizador para la cooperación, no para el conflicto. Pero no podemos dar por sentados ni la paz ni nuestros preciosos y frágiles recursos hídricos”, enfatizó Guterres.