Hércules

 

Por Carlos Sarmiento

Cuando creímos haber visto todas las facetas de “La Roca” como actor, llega esta propuesta en donde explota la personalidad del protagonista de Rápido y Furioso (en todos sus números), G.I. Joe, El rey Escorpión, entre otros. Esto no quiere decir que la idea sea mala, sino que lo difícil sería la ejecución del guion, ya que la mayoría conoció de la misma historia con personajes de Disney y hacer ese “switch” no iba a ser tan sencillo.

Tal vez todos conocemos la historia, el hijo de Zeus, un semidiós de hace muchísimos años que se queda sin nada después de trabajar arduamente y de perder a su familia. Se refugia en guerras y demás rubros similares. Tanto ha sido su esfuerzo que llega a convertirse en el hombre más fuerte de todos los tiempos, por ello la confusión de si es un Dios o un simple mortal. Esta adaptación toma rasgos del actor para el personaje con el fin de popularizarlo.

Y como ya no es novedad que un “superhéroe” actúe solo, la leyenda épica se “asocia” con un equipo de combate conformado por “el rey de ladrones” Autolycus (Rufus Sewell), una amazona arquera (Ingrid Bolso Berdal), Amphiaraus (Ian Mcshane), Tydeus (Aksel Hennie) y su primo, quien es el encargado de narrar todas las hazañas del semidiós (Reece Ritchie). Bien por el team, para lograr todas las hazañas, ya que es muy aburrido ver a Dwayne Jonhson solo.

El filme dirigido por Brett Ratner (X-Men 3 La batalla final) tiene esas altas y bajas en una producción de este nivel. Es sorprendente ver que la mayoría del filme verá a un Hércules atormentado por su pasado y escenas visualmente muy oscuras. Una oferta distinta, mucho más cruda y lúgubre, completamente distinto a lo que vimos en Disney. Debe saber que el 3D es intrascendente, así como los diálogos, comparado con todo lo que abarca la mitología griega.

@cineteando
www.cineteando.com