¿Por qué es importante la familia? Segunda Parte

Por José de Jesús Garza Treviño/ Secretario del Consejo de Valores de Nuevo León

La familia es una comunidad de personas y una institución

Desde los principios de la humanidad la familia existe como respuesta a las necesidades y a la naturaleza del ser humano.

Esta comunidad de personas que comparten toda una vida tiene que atender a una serie de necesidades muy diversas, así como responder a lo que la sociedad  espera de ella.

La comunidad familiar satisface la necesidad de pertenencia, amor y perdón.

Los padres tienen la misión de atender el desarrollo total de cada hijo, lo que quiere decir, darles amor, aceptación, respeto, orientaciones, valores y normas, además de satisfacer sus necesidades de alimento, abrigo e instrucción.

Ya no se trata sólo de que el matrimonio se quiera, se ayude y sea feliz: ahora encabeza una familia y necesita que la sociedad la proteja y le ayude a alcanzar sus fines.

Por eso, aunque el principio y fundamento de toda familia es la relación de amor, necesita también ser reconocida como institución.

¿En qué consiste este aspecto institucional de la familia?

Se dice que la familia es la célula básica de la sociedad; esto es, que el conjunto de nuestra comunidad, del país y del mundo está formado por familias donde el ser humano nace, aprende a amar, a relacionarse con los demás e integrarse como individuo útil a la comunidad y a ejercer responsablemente su libertad.

Por esto el matrimonio es reconocido por la sociedad y les da derechos y responsabilidades entre sí y para con los hijos. Para desarrollarse sanamente, la familia debe cuidar de ser una buena comunidad y una buena institución.

Debemos combinar institución con comunidad de amor, única manera de que todos vivan formándose amorosamente, vivan la felicidad y además cumplan haciendo el bien a la sociedad.

¡QUE VIVA LA FAMILIA!

 

Contacto: jose.garza@convalores.org