La Experiencia hace la Diferencia para los Astros

Por Claudio Gámez

Houston.- Uno de los temas a seguir en los Astros de Houston desde el invierno del 2016-17 era la llegada de veteranos como el puertorriqueño Carlos Beltrán, Brian McCann y Josh Reddick, para acompañar un roster joven de los “siderales” que bajó a 84 victorias la temporada pasada tras avanzar a la Serie Divisional de la Liga Americana en el 2015.

Beltrán y Reddick firmaron como agentes libres, a la vez que McCann llegó vía un canje con los Yankees para abrirle el camino en el Bronx al receptor dominicano Gary Sánchez.

Rumbo a 101 victorias en la campaña regular, un título del Oeste de la Americana y un triunfo sobre los Medias Rojas en la primera ronda de los playoffs, el trío antes mencionado puso de su parte dentro y fuera del terreno.

Este año, McCann, Beltrán y Reddick llegaron y, aparte de sus habilidades en el béisbol, se vieron grandes en el clubhouse y nos enseñaron mucho del juego, cosas que no sabíamos.

En particular, Beltrán, de 40 años y en su vigésima temporada en Grandes Ligas, ha impresionado en ese sentido-pese a una campaña por debajo con el madero.

Beltrán llega a la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Yankees con línea ofensiva de .325/.433/.645 y 16 jonrones en un total de 58 partidos de postemporada. Sin embargo, el boricua aún no ha logrado ganar un anillo de campeón, siendo su única participación de la Serie Mundial en la edición del 2013 vistiendo el uniforme de los Cardenales.

El 2017 podría representar la última oportunidad para el veterano.