Al momento

La Justicia al alcance de la sociedad

Por Carlos Emilio Arenas Bátiz / Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura NL

El objetivo último del Poder Judicial es uno sólo e invariable en el tiempo: Ser la máxima garantía institucional de igualación de todos frente a la ley, esto es, que todas las partes de un juicio reciban un mismo trato, y que todos los que están en la misma situación jurídica reciban el mismo derecho.

En esta faceta de la igualdad frente a la ley, hemos estado trabajando y se han logrado importantes avances a través de la oralidad en todas las materias, conversatorios frecuentes entre jueces, cursos de actualización, publicación de sentencias por Internet, y, lo más importante, los jueces viviendo su plena independencia, sabedores de que gozan del respaldo institucional para dictar sentencias que correspondan conforme a Derecho.

Pero la igualdad de todos frente a la ley, tiene además otra vertiente que ha sido descuidada históricamente en todo el mundo, y que consiste en que todos puedan acceder por igual a la jurisdicción. Está bien que me trates igual, habiendo ingresado al proceso judicial, pero también dame oportunidades iguales para ingresar al juicio.

En los Diálogos por la Justicia Cotidiana, una iniciativa de gobierno federal que reunió a diversas autoridades, académicos, abogados, organizaciones de la sociedad civil, entre otros, se advirtió en los poderes judiciales del país la falta de “esfuerzos para remover los obstáculos geográficos, económicos y sociales que permitan a todos los ciudadanos acceder a los servicios de justicia, especialmente en localidades alejadas de los grandes centros urbanos o en conflictos de menor cuantía”.

En sentido semejante, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha manifestado que es necesario remover cualquier obstáculo que imponga “costos o dificulte de cualquier otra manera el acceso de los individuos a los tribunales y que no esté justificada por las razonables necesidades de la propia administración de justicia”.

Ante esto, el Poder Judicial de Nuevo León ha querido ser sensible frente a estos llamados de atención y ha implementado acciones precisamente orientadas a igualar las oportunidades de acceso a la justicia, particularmente para las personas con desventaja económica, para quienes resulta particularmente oneroso acceder a un proceso judicial.

Entre las principales acciones implementadas para igualar las oportunidades de acceso a la justicia están las “Brigadas”, organizadas por el DIF estatal y otras por el Registro Civil, que visitan a todas las comunidades del Estado, y en las cuales el Poder Judicial tiene una participación importante aportando una especie de juzgado itinerante dando servicios a personas que difícilmente habrían podido acudir a un juzgado establecido.

Otro proyecto que se suma a la intención de acercar la justicia, en términos geográficos y económicos, para los y las habitantes de Nuevo León, es a través de los “Módulos Judiciales”, ubicados en una primera etapa en los municipios de Santa Catarina y Juárez.

Estos módulos evitan que las personas tengan que acudir a palacios de justicia ubicados en otros municipios o la propia sede principal del Poder Judicial, a realizar diversos trámites y gestiones, o recibir cierta información u orientación. Ahora podrán hacerlo a través de los módulos donde se ofrecen servicios como mediación y conciliación, kiosco virtual, entrega de certificados de depósito y solicitud de copias certificadas; entre otros.

En lo personal me gusta creer que este es un paso importante en la dirección de acercar a las personas los servicios que ofrece el Poder Judicial del Estado, refrendando nuestro compromiso por lograr en el estado de Nuevo León un sistema de justicia más accesible, de mayor calidad, más transparente y, sobre todo, más confiable para las personas.

Contacto: presidencia@pjenl.gob.mx