Al momento

La Reforma del Sistema Anticorrupción en Nuevo León

Por : Dip. Hernán Salinas Wolberg

México, y ahora Nuevo León, se ha embarcado recientemente en una ambiciosa reforma constitucional y legal para combatir la corrupción que tanto ha dañado a todas las instituciones públicas y privadas. Este esfuerzo resultó en la creación del Sistema Nacional Anticorrupción, contenido en la Constitución Federal y en diversas leyes secundarias, y en la obligación de replicarlo en los estados con adecuaciones a sus leyes locales.

Hace unos semanas se votó la primera vuelta de la reforma constitucional que sentará las bases para el Sistema Estatal Anticorrupción y quedó de manifiesto que nuestro estado una vez más va a la vanguardia, y ahora será en el combate a la corrupción e impunidad; garantizando tener el sistema con mayor participación ciudadana en la toma decisiones y en la designación de los titulares de los órganos de nueva creación que contempla el Sistema: Fiscalía General, Fiscalía especializada en combate a Corrupción, la Sala especializada en la materia, entre otros. Habrá más ciudadanos en el Comité Coordinador del Sistema que a nivel nacional y las decisiones de este organismo podrán ser vinculantes; característica inexistente a nivel nacional.

En el texto de la reforma constitucional aprobada hay muchas más bondades de la que ya enunciamos, pero hay una en particular que es de resaltarse: la eliminación del fuero para funcionarios de elección y de designación que tanta indignación causaba a sectores de la ciudadanía que lo venían como un privilegio especial de quien ocupaba un cargo público. Nuevo León se suma a la lista de estados que han dejado atrás esta figura y teniendo la mira aún más alta también se eliminó el juicio político que causaba confusión a la ciudadanía y daba pie a un manejo político de la impartición de justicia.

Finalmente, lo que también la hace una reforma de vanguardia es la forma en la que se llevó acabo su proceso de análisis y discusión porque es una reforma que no se construyó en lo oscuro, no se construyó entre dos o tres diputados de los partidos políticos, se hizo a la luz de la ciudadanía de manera transparente donde intervinieron diversos organismos ciudadanos; es decir, fue un ejercicio de apertura y trabajo colectivo que hoy tiene a Nuevo León encaminado a tener el mejor sistema anticorrupción estatal en México y si hay que perfeccionarlo antes de votarlo de nuevo habrá la misma disposición para escuchar que ha prevalecido en los últimos meses.