La verdadera educación sexual

Por Luz María Ortiz Quintos/Asociación de Padres de Familia

Por supuesto que como padres de familia, debemos educar a nuestros hijos en la sexualidad, esta es parte de su ser; para entender a que nos referimos con educación sexual es necesario recordar cuál es el sentido del hombre. Ya que fue creado, por Dios, hombre y mujer, Él los creo, a su imagen y semejanza. Esto no es hablar de religión, esto es hablar del sentido antropológico de la creación, la sexualidad por lo tanto es parte de lo creado, por el creador, y tiene un sentido de trascendencia, esta es para vivir en el amor, y la procreación. No podemos hablar de sexualidad en la persona humana, sin tomar en cuenta su parte integral, esto es su cuerpo, mente y alma. Es importante hablar de la dignidad humana, el valor inherente al ser humano por el simple hecho de serlo, en cuanto ser racional, dotado de libertad.

La fuerza de voluntad libera a las personas de las cadenas de su propia debilidad, como son la pereza, el mal genio, o la inconstancia. Hace a la persona más libre. La libertad exige posesión, es decir, señorío de sí mismo, porque quien no logra dominarse a sí mismo tampoco es libre: la incapacidad de controlarse a sí mismo es la peor de las tiranías. Por lo tanto la voluntad, es la facultad para elegir libremente y responsabilizarte de las consecuencias de tus decisiones. La inteligencia muestra el bien a la voluntad, para que ésta lo conozca y lo quiera obtener.
Al hablar del cuerpo es la entrega de la persona humana, hombre y mujer, en un acto de amor, bajo una relación estable, la más recomendada es el matrimonio, ya que da seguridad, identidad, fortaleza, a las personas que se unen, para formar una familia.

El tema de relaciones sexuales, es solo parte de la sexualidad, como personas nacemos sexuados, por nuestro ser hombre o mujer, nuestras características propias de nuestro sexo. Sin embargo, el tema de relaciones sexuales, es un tema en el que se debe abordar desde un sentido moral y ético, nacimos por amor y fuimos creados para el amor. Si nos referimos a educar en la sexualidad, es más complejo que solo hablar de relaciones sexuales, métodos anticonceptivos, es hablar desde el sentido de trascendencia, proyecto de vida. Deberes, responsabilidades, te invito a estar más documentado, a poner atención, que es lo que hoy ven nuestros hijos, es la educación que tú, como padre o madre de familia, ¿quieres transmitir?

Para educar a nuestros hijos, en el tema de relaciones sexuales debemos presentarlo con un sentido de complementariedad, como parte de su ser integral, también considerar la abstinencia, castidad. Nuestros hijos, van a comprender lo que tú les transmitas con amor, no necesitas ninguna especialidad, para hablar con ellos, sobre su cuerpo, sus cambios físicos y psicológicos, y llegado el momento, en una edad mayor, sobre el tema de las relaciones sexuales, y de acuerdo a tu educación, y principios, la forma de llevarlo en la vida de tu hijo o hija.
Si eres de los papás, con ideas liberales con respecto a las relaciones sexuales antes del matrimonio, ¿estás consciente que habrá consecuencias?… las cuales pueden ser embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, consecuencias emocionales no deseadas en tus hijos. En cambio si le dices, todo tiene su tiempo y momento, y le informas de todas estas consecuencias, seguramente tomara mejores decisiones para su vida.

Contacto: presidencia@unionneoleonesa.org.mx