Las niñas y los niños desamparados

Por Karina Barrón / Diputada Local Independiente

El artículo 4o., párrafo noveno, de nuestra carta magna, establece que en todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades como: alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral.

México ratificó la Convención sobre los Derechos de la Niñez y adquirió el compromiso de velar porque las instituciones públicas o privadas, de bienestar y asistencia social, de salud, educación y justicia, al momento de tomar decisiones que conciernan a niñas y niños, garanticen el reconocimiento y el respeto de sus derechos. Por ello, resulta indispensable impulsar políticas públicas con enfoque de derechos de niñas, niños y adolescentes.

En nuestra entidad federativa existen niñas y niños en situación de calle, lo cual es un problema social que debemos atender, porque se ven obligados a valerse por sí mismos y con frecuencia son víctimas de abusos sexuales, y explotación. Asimismo, existen niñas y niños en los centros de reclusión, que carecen de la alimentación adecuada y atención médica especializada; es decir, viven con las carencias y deficiencias en los penales, muchos de ellos en total abandono, por eso se les ha llamado “niños invisibles”; son menores que han estado ausentes de la atención de la sociedad, de las instituciones oficiales y beneficios de las políticas públicas en la materia.

Si no nos preocupamos por su bienestar, la mayoría de las niñas y niños desamparados tendrán como únicos medios de supervivencia la prostitución, el consumo de drogas y adoptarán formas de conducta criminal.

Para apoyar a nuestros niños, el Grupo Legislativo de Diputados Independientes impulsará una reforma a la Ley de Asistencia Social de nuestro Estado, para incluir como sujetos a la recepción de los servicios de salud en materia de Asistencia Social a las niñas, niños y adolescentes huérfanos o en estado de abandono, desamparo, desnutrición o sujetos a maltrato o abuso, o bien, víctimas de cualquier tipo de explotación; a aquellos que dependan económicamente de desaparecidos, o de quien se encuentre detenido por causa penal y que queden en estado de abandono; a los que nazcan y permanezcan en cualquier centro de prevención y readaptación social, así como a los hijos de migrantes y repatriados.

Contacto: karinabarron@hcnl.gob.mx