Le sacaremos filo al Cuchillo (2da. Parte)

 

Por Manuel Vital Couturier, Director General FIDEPROES

Lo que distingue a los neoloneses es la actitud de aprovechar lo mejor posible las oportunidades que se les van presentando. O más aún, no esperar a que se presenten, sino salir a su encuentro.

En el Fideicomiso Promotor de Proyectos Estratégicos (FIDEPROES) una de las estrategias fundamentales es potenciar aquellos bienes que ya tiene el Estado, hacerlos crecer, aumentar su plusvalía y generar progreso a través de ellos.

Según datos de Agua y Drenaje de Monterrey, así como de la Conagua, la presa el Cuchillo fue construida entre 1990 y 1994, y junto con el acueducto “El Cuchillo-Monterrey” formaron parte del Programa Monterrey IV. Su capacidad de almacenamiento de 1, 123 millones de metros cúbicos la coloca en el lugar 24 en capacidad dentro de las 667 que están consideradas como grandes presas del territorio nacional. Cuenta además, con un acueducto de 110 kilómetros y 2.13 metros de diámetro, 5 estaciones de bombeo con una capacidad de 45 mil caballos de fuerza, lo que le permite surtir 5 m3/seg de los 14 que consume el Área Metropolitana de Monterrey, esto la hace la cuarta más grande para consumo humano.

Para darnos una idea de la magnitud de esta presa,  basta compararla con el municipio de Monterrey el cual tiene una extensión de 33,899.85 hectáreas, mientras que el Cuchillo tiene 18,017 hectáreas.

Es innegable que esta presa ha cumplido con la función principal para la que fue creada y ha sido clave para evitar el desabasto de agua en el área Metropolitana de Monterrey y algunos municipios foráneos, sin embargo, por sus características representa una gran oportunidad para el desarrollo de un complejo ecoturístico y deportivo que ofrezca un espacio no sólo para la población de Monterrey, sino que pueda atraer al turismo extranjero, principalmente de la frontera de Texas.

Su situación geográfica hace de esta presa un punto estratégico para un proyecto de esta envergadura, pues se encuentra localizada a tan sólo 115 Km del centro de la ciudad de Monterrey y a 128 Km de la Frontera con McAllen Texas.

Como bien lo dijo nuestro Gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, “Si Texas tiene la Isla del Padre, pues China Nuevo León, tendrá la Isla con madre, que genere la visita de gente, que existan condiciones como las de otras partes. Vamos a tener un hotel y un centro de alto rendimiento para el deporte acuático, todo el apoyo para la pesca deportiva, casas ecológicas y más cosas que atraigan al turismo”.

Otro aspecto novedoso del proyecto es que invitaremos al Instituto de Ecología (INECOL) para desarrollar un centro de investigación en esta área y contar  con estudios y respuestas científicas que nos permitan resolver los problemas ecológicos del uso de los recursos naturales, la conservación y la biodiversidad de la zona. Además de que dicho centro forme nuevos talentos para la ciencia y la tecnología así como profesionales de excelencia, y ofertar servicios profesionales altamente especializados en el ámbito de la ecología.

Alguna vez escuché que al futuro se le puede poner muchos nombres, para algunos es lo inalcanzable, para otros puede ser lo desconocido, otros más lo ven como una amenaza, sin embargo, para los visionarios siempre será una oportunidad. Este Gobierno ve en el Cuchillo una gran oportunidad de transformar la vida de esa región, y para ello estamos trabajando.

En la editorial de la siguiente semana, les platicaré del proyecto de viviendas ecológicas que tenemos pensado para la zona.

 

Contacto: jmvitalcouturier@gmail.com,  manuel.vital@icloud.com