México espía a periodistas y activistas: NYT

Por Redacción 

México.- El gobierno mexicano espía a defensores de derechos humanos, activistas y periodistas a través de un programa que debería ser utilizado para investigar a posibles terroristas, publicó el diario estadounidense The New York Times. Según la publicación ‘Somos los nuevos enemigos del Estado’: el espionaje a activistas y periodistas en México; de 2011 a la fecha, el gobierno federal ha gastado hasta 80 millones de dólares en programas de espionaje de una empresa israelí que únicamente ofrece servicio a gobiernos con la condición de que la herramienta sea utilizada para combatir a grupos criminales.

The New York Times afirmó que, junto con analistas forenses independientes, analizó cientos de mensajes y comprobó que el software ha sido utilizado para espiar a quienes han sido más críticos del gobierno actual e incluso a sus familiares. Entre los objetivos del gobierno se encuentra el director general del Instituto Mexicano para la Competitividad, Juan Pardiñas, y su esposa; los periodistas Carmen Aristegui y Carlos Loret de Mola; Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, que ayuda a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y dos abogados más de su equipo.

“Este software malicioso, desarrollado por la firma israelí NSO Group1, es comercializado únicamente a gobiernos. Se ha documentado su adquisición por al menos tres dependencias en México : la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN)”, indicó el reporte de Artículo 19 y R3D, “Gobierno espía”.

La publicación explicó que  se infiltra en los teléfonos inteligentes para monitorear a una persona y puede acceder a mensajes de texto,llamadas, correo electrónico, contactos, calendario, así como a la cámara y micrófono de los infectados.

El software Pegasus solo tendría que ser usado para investigar a criminales y terroristas, según las condiciones del fabricante, NSO Group.