México ni es una democracia y menos una república

Por Gilberto Lozano

La expresión de la cruda realidad de un sistema político obsoleto, corrupto e ineficiente que se disfraza de democracia y simula ser una República; con hechos y datos he demostrado que los mexicanos no elegimos ni a un regidor, son producto de los partidos, y que decirnos  República  es una vergüenza e insulto para cualquier mexicano que se precie de tener más de dos dedos de frente.

Clarificamos que el gran enemigo a vencer es la llamada Partidocracia (el interés de los partidos por encima de la ciudadanía), esta dictadura o Monarquía de  Partidos donde todos son partidos de estado, pagados con nuestro dinero ha generado un botín superior a los 18 mil millones de pesos anuales, que es  queso para ratas, parasitos y zanganos.

Adicional los pagos con nuestro dinero a sindicatos, usado  para hacer cómplices a líderes de sindicatos, ha consolidado monarcas  mexicanos  que viven mejor que el Rey de España o la Reina de Inglaterra.

Sin duda la coclusión de esta partidocracia con empresarios monopolistas, que con base en favores, concesiones y prebendas generan a los hombres más ricos del planeta en un país que es poblado por 60 millones de pobres; empresas que en muchos de los casos pagan ridículas cantidad de impuestos o los difieren legalmente con beneplácito de sus cómplices políticos.

Bien decía una extraordinaria filósofa rusa, Ayn Rand : “Cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por su trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti; cuando descubras que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto-sacrificio, entonces podrás afirmar, sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada.”

Gilberto Lozano

Fundador del Congreso Nacional Ciudadano