Modelo de justicia penal en México

Por Ángel Mario García Guerra, Magistrado

¿Porqué cambiamos el modelo de justicia penal que teníamos en México, de un sistema mixto con mayor tendencia a inquisitivo, a uno también mixto pero con mayor tendencia al acusatorio?, porque las exigencias internacionales impedían que siguiéramos juzgando a los presuntos criminales de la manera en que se hacía, por eso, grupos de académicos, investigadores y organizaciones no gubernamentales, exigían al gobierno, particularmente a las cámaras de diputados y senadores, que hubiera un cambio en la forma en que se llevaban a cabo las investigaciones de los delitos.

Una vez que Vicente Fox Quezada ganó la presidencia, un evento histórico para nuestro país por la alternancia en el poder, una de sus principales acciones fue solicitar al Alto Comisionado en Derechos Humanos de las Naciones Unidas en México, que realizara un dictamen sobre la justicia penal y en el año 2003, dicho representante de la ONU, emitió un pronunciamiento que ponía a nuestro país como uno de los peores a nivel mundial en lo que a justicia penal se refiere.

En el modelo anterior, cuando el Ministerio Público investigaba a una persona detenída en flagrancia, tenía 48 horas para integrar la averiguación previa, y en ella desahogaba pruebas que a la postre se convertían en las que sustentaban una sentencia de condena. Consignada la investigación a un Juez, éste resolvía la situación jurídica del detenido, para ello analizaba las pruebas que había obtenido el Órgano Investigador, y en caso de que se dictara formal prisión, iniciaba el periodo de pruebas ante el Juez, pero si las pruebas que se desahogaban ante el Juzgador contradecían las del Fiscal, prevalecían las pruebas del Investigador.

En conclusión, en el sistema de justicia anterior, una persona era juzgada y condenada en 48 horas, y el resto de los trámites ante el juez, solo eran una formalidad para llegar a una sentencia de condena. Con el procedimiento acusatorio, ningún acto de investigación realizado por el Ministerio Público puede ser tomado en cuenta para dictar una sentencia de condena, lo único que sirve para decidir si alguien es inocente o culpable, son las pruebas que se desahoguen directa y personalmente ante los Jueces, en una audiencia pública y oral.

Contacto: angelmariogarcia@hotmail.com