Nada ni nadie está por encima de México

Por Edgar Romo García / Presidente la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión

En días pasados nuestro país vecino del norte, Estados Unidos, lanzó en voz de su Presidente Donald Trump, la instrucción de enviar a la frontera con México a su Guardia Nacional con la justificación de “salvaguardar” a su nación de la creciente inmigración y tráfico de drogas.

Esta, no sólo es una desafortunada decisión por las consecuencias que implica tanto diplomáticas como en las negociaciones actuales del Tratado Libre Comercio de América del Norte; es una desafortunada decisión, porque rompe con todo tipo de cordialidad y respeto en la relación bilateral entre ambos países, situación que de ninguna manera México puede tolerar.

Sin embargo, parece que hubo un factor que el Presidente Trump nunca consideró posible. Y fue que, ante la intolerancia demostrada con su pésima decisión, lejos de mostrar divisionismos, los mexicanos nos unimos para demostrar que estamos más fuertes que nunca.

La postura, fuerte, directa y precisa del Presidente Enrique Peña Nieto ante esta situación, encontró eco en toda la sociedad mexicana. No había existido en la historia reciente de la relación bilateral una respuesta tan significativa de ningún mandatario en términos diplomáticos, que demostrara a la perfección el sentir de los mexicanos ante un hecho que sin duda nos lastima y nos ofende.

Por eso, la intolerancia y desafío de Trump lejos de generar desconcierto generó unión. Porque sabemos lo que somos, y bajo el liderazgo de nuestro Presidente, dejamos claro que: somos 125 millones de mexicanos, vibrantes, llenos de talento, generosos y con gran corazón. Nada ni nadie romperá con eso.

Diversas instituciones públicas, empresariales, organizaciones de la sociedad civil, en fin, ciudadanos, manifestaron sus opiniones al respecto. Particularmente, desde la Cámara de Diputados hicimos un firme llamado para que la relación bilateral se preserve y amplíe los canales diplomáticos que han regido la buena relación entre ambas naciones, y evitar así la confrontación entre las mismas.

Hoy más que nunca, independientemente del actual contexto político y de que nos encontramos inmersos en un periodo de campañas electorales, tenemos que entender que las posturas políticas no deben rebasar de ninguna manera la unión entre mexicanos en la defensa de la dignidad y la soberanía de nuestro país.

Es así, como juntos, todos los mexicanos alzamos la voz para dejar claro que nada ni nadie está por encima de México.

Contacto: edgar.romo@congreso.gob.mx