Niega Rousseff corrupción y condena trato a Lula

Por Notimex 

Río de Janeiro.- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, expresó hoy su “absoluta inconformidad” con la intervención de la policía para llevar a declarar al ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva y negó toda acusación de corrupción contra su gobierno.

En una alocución en el presidencial Palacio de Planalto, acompañada por la plana mayor de su gabinete, Rousseff recordó que Lula “ya compareció varias veces” ante la policía cuando fue requerido y dio a entender que era suficiente con notificarle que debía presentarse.

Lula y el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) criticaron la medida del juez Sergio Moro de autorizar la “conducción coercitiva” (una especie de arresto para llevar a declarar) del ex mandatario este viernes por la mañana.

Moro encabeza la investigación sobre supuesta corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Sin embargo, el magistrado argumentó que la medida fue necesaria para evitar movilizaciones populares que podrían desembocar en violencia el día de la eventual citación de Lula para declarar, como ya ocurrió en ocasiones pasadas.

Por otra parte, Rousseff también se defendió de las acusaciones que le atribuyen querer entorpecer el trabajo de las autoridades en la investigación sobre presunta corrupción en la estatal Petrobras.

Asimismo, la mandataria negó cualquier responsabilidad en operaciones de dudosa legalidad por parte de la petrolera estatal, a pesar de que ella dirigió el consejo de administración de la empresa durante parte del periodo investigado.