No confirma Ecuador si dio ciudadanía a Assange

assange

Por Notimex

Quito.- El fundador de WikiLeaks, Julian Asange, recibió la ciudadanía ecuatoriana luego de cinco años asilado en la embajada de Quito en Londres, según reportaron hoy medios locales de prensa, pero la cancillería del país sudamericano evitó confirmar dicha versión.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador “no responderá a rumores ni a información distorsionada o descontextualizada sobre este caso”, señaló la cancillería después que los diarios El Comercio y La Hora reportaron que Assange cuenta ya con un número de identidad ecuatoriano.

En un comunicado, la cancillería reiteró que en el caso Assange, Ecuador “continuará buscando soluciones, en estricto apego a las normas y procedimientos del derecho internacional, en coordinación con Reino Unido, país con el que se mantienen las mejores relaciones de amistad y cooperación”.

De acuerdo con los rotativos, Assange posee desde diciembre pasado una cédula de identidad ecuatoriana con código correspondiente a la provincia de Pichincha, mismo que aparece en la página web del Registro Civil de Ecuador y en el portal del Servicio de Rentas Internas.

El propio Assange, de origen australiano, pareció confirmar de manera indirecta su ciudadanía, al publicar en Twitter una fotografía vistiendo la camiseta de la selección de futbol de Ecuador, aunque sin acompañarla de texto alguno.

La cancillería recordó que el fundador de WikiLeaks obtuvo la protección ecuatoriana en agosto de 2012, durante el gobierno de Rafael Correa, y aseguró que la administración de Lenín Moreno ha buscado “alternativas para resolver esta situación heredada”.

Apenas el martes, la canciller ecuatoriana María Fernanda Espinosa consideró “insostenible” la situación del australiano debido a las condiciones en que vive, por lo que, dijo, busca mecanismos de solución con Reino Unido y “considera también la posibilidad de una mediación”.

Assange era reclamado por la justicia de Suecia por acusaciones de abuso sexual, pero aunque ese proceso quedó prescrito, el activista australiano teme ser arrestado y llevado a Estados Unidos por haber revelado en WikiLeaks miles de documentos clasificados.