No sólo se perdió un campo, también un hogar

Por Emmanuel Aveldaño

San Pedro Garza García.- No sólo jugadores y directivos fueron desalojados del campo de fútbol americano del Club Deportivo Pumas.

El hombre que mantenía el campo en condiciones de “alfombra”, perfectamente recortado y delineado desde la yarda uno hasta la línea de anotación, fue despojado de momento de la mayoría de sus pertenencias.

Martín Hernández Hernández, vivía desde hace 17 años en las instalaciones del Club Deportivo, él estaba encargado de trabajar el campo, así como de la intendencia general del recinto.

Sollozando, en compañía de dos de sus compañeros, abandonó el complejo mientras observaba como vehículos del municipio salían de las instalaciones con el equipo deportivo o algunas de sus pertenecías.

Entre porras cantadas por los padres de familia, jugadores y las mismas porristas del club, arroparon a Martín ya afuera de las instalaciones.

Por lo pronto vivirá en casa de su hermano, quien también es empleado del Club, mientras el municipio de San Pedro le entrega sus pertenencias.