Nuestra Seguridad Interior

Por Juan Manuel Cavazos / Diputado Federal del PRI

El famoso tema de seguridad interior ha dado mucho de que hablar. Sin duda todos hemos escuchado los interesantes debates respecto al tema. Que si queremos al ejército en nuestras calles, que si es peligroso tener soldados haciendo las labores de nuestra policía, que si se verán lastimados y pisoteados nuestros derechos humanos, etc.

Lo que bien es cierto es que en Nuevo León, los ciudadanos no somos ajenos al tema. Es lamentable que tengamos una memoria de muy corto plazo, pero considero que todavía recordamos cuando nos sentimos totalmente desprotegidos e inmersos en un caos de inseguridad. La gente no salía a la carretera, a los restaurantes, ni siquiera a los centros comerciales con la familia por el temor de verse involucrado en un tiroteo o en un acto digno de película de Hollywood.

La realidad es que hubo coordinación entre los 3 niveles de gobierno y aquí en Nuevo León, nuestras Fuerzas Armadas; Ejército y Marina, actuaron en nuestras calles y de pronto recuperamos ese sentimiento de libertad y de paz que pensamos estaba perdido. A lo que voy con esto es que; en el mundo real, en nuestra actualidad, las Fuerzas Armadas ya actúan en nuestro país. Es un hecho bien conocido que el Ejército y la Marina ya llevan a cabo acciones en contra de la delincuencia organizada y sí velan por nuestro bienestar.

¿Entonces por qué tanto ruido con el tema de seguridad interior? La clave es sencilla, todos queremos un marco jurídico sólido que delimite el actuar de la milicia y a la vez proteja nuestros derechos. Todos estamos de acuerdo en eso. El debate se da cuando confundimos Seguridad Pública con Seguridad Interior.

En pocas palabras, la seguridad pública comprende la prevención de delitos, investigación y persecución en casos de delitos cometidos contra nuestra integridad física o nuestras pertenencias. Hablar de seguridad interior denota un nivel más allá. Un nivel que incluye a nuestras instituciones y nuestra convivencia en sociedad. Nuestra normatividad constitucional es clara y no debemos revolver la materia de seguridad nacional (exterior e interior) con nuestra seguridad pública. Sin duda es un tema que debemos regular. En eso todos estamos de acuerdo. No estamos diciendo que queremos a nuestras fuerzas armadas todos los días patrullando nuestras calles; cosa que ya hacen y pueden hacer… queremos y pretendemos normar para poner límites, cotos de acción y garantías en los procedimientos. Los ciudadanos queremos y merecemos certeza jurídica. Nunca se necesita la fuerza… hasta que se necesita. Y cuando ese momento se dé, lo que debe prevalecer es la firmeza del Estado de Derecho salvaguardando nuestros derechos humanos. El poder legislativo trabaja en eso con la certeza de construir un marco jurídico sólido en beneficio de los mexicanos. En Nuevo León, sabemos lo que significa inseguridad, por eso necesitamos nuestra seguridad interior.

Contacto: Juan.cavazos@congreso.gob.mx