Nuevo León ¿unido?

Por Dr. Daniel Butruille

El eslogan del gobierno del Estado de Nuevo León, el que aparece en todos los documentos oficiales de esta administración es “Nuevo León unido”.

¿Estará unido el Estado alrededor de su gobernante, Rodrigo Medina? ¿Estará unido el Estado cuando los alcaldes panistas del área metropolitana no acuden a las convocatorias que lanza el gobierno para coordinar las acciones de los nueve gobiernos municipales del área en diferentes temas de interés?

¿Estará unido el Estado cuando el gobierno priista forzó  a un aumento de 20% del transporte público en contra de la opinión de los diputados y alcaldes panistas?

¿Estará unido el Estado cuando la propia Auditoría Superior de la Federación denuncia malas prácticas de la administración priista estatal en la distribución de los recursos destinados a los municipios, afectando principalmente al municipio panista de Monterrey?

¿Estará unido el Estado cuando se condiciona sin razón a la distribución del impuesto estatal sobre tenencia de vehículos a los municipios, exigiéndoles hacer tarea que no les corresponde?

¿Estará unido el Estado alrededor de las prácticas muy dudosas de distribuir los fondos federales correspondientes a la Educación de tal forma que el Auditor Federal no recibe respuesta todavía sobre el reparto y uso de más de 1,000 millones de pesos del 2012?

¿Estará unido el Estado alrededor de los pésimos resultados obtenidos en la evaluación de los avances de la enseñanza primaria en el Estado efectuado por “Mexicanos Primero” y en la cual todos los aspectos evaluados se vieron empeorados y que muestran un Estado en pérdida total de liderazgo educativo?

¿Estará unido el Estado alrededor de la mega deuda oficial de 52 mil millones de pesos que acumula este gobierno sin que se sepa a qué se destinaron estos recursos y que lo único que nos unirá será la obligación de pagarla durante los próximos treinta años?

¿Estará unido el Estado alrededor del presupuesto de comunicación e imagen del gobernador que gasta más de mil millones de pesos al año para promoverse a diario en las televisoras locales?

Creemos que la responsabilidad de gobernar implica, primero, saber gobernar, y luego saber gobernar para todos, sin discriminación partidista, sin rencores personales, sin resentimientos políticos y buscando la justicia en la aplicación de los recursos, la justicia en la capacidad de premiar y castigar, eliminando la impunidad que lastima a todos y que denigra la autoridad. La responsabilidad de gobernar quiere decir  ser honesto y responsable en la administración de los recursos del Estado, entregando a cada quien lo que le corresponde por ley, independientemente de su filiación partidista y de sus opiniones. Creemos que la responsabilidad de gobernar es buscar la unión a través de proyectos que entusiasman y no de proyectos que dividen, de ejercer el liderazgo con amplitud de criterio y no aplicar criterios mezquinos y discriminatorios.

Quizás por haber olvidado estos parámetros relativos a la responsabilidad de gobernar el Estado de Nuevo León ha perdido este empuje, este entusiasmo innovador y el liderazgo que lo caracterizaba hasta hace unos diez años.

Será importante devolver la unión en el Estado alrededor de un líder que una en lugar de dividir y que sea capaz de devolver este entusiasmo sin el cual no hay creatividad, y sin la cual no hay prosperidad.

 

Dr. Daniel Butruille