Al momento

Nuevo León y la Estrategia Nacional de Inclusión

Natalia Berrún Castañón / Secretaria de Desarrollo Social

Incongruente sería hablar de un gobierno ciudadano de puertas abiertas a la sociedad civil y que no lo sea al trabajo con los diferentes niveles de gobierno, sin importar colores o ideología política. Actualmente en Nuevo León, los esfuerzos hacia la disminución de la pobreza se trabajan de manera coordinada con los diferentes niveles de gobierno a través de la Estrategia Nacional de Inclusión (ENI), entendiendo que la pobreza es un fenómeno multidimensional y que requiere un trabajo intergubernamental para atenderse.

Un ejemplo de este trabajo en Nuevo León es lo que sucede con el uso del Fondo de Infraestructura Social para las Entidades (FISE), del que se recuperaron poco más de 20 millones de pesos como presupuesto remanente de los años 2013 a 2015 y que sumado a los 97.2 millones de pesos autorizados para el presente año, permitieron la realización de 42 obras de construcción en 22 municipios dirigidas estrictamente a atender los derechos sociales más fundamentales, tales como la energía eléctrica, agua potable, drenaje sanitario, comedores comunitarios y dos unidades clínicas médicas; lo que benefició a más de 500,000 habitantes. Estas inversiones han tenido un mayor impacto al basarse en un modelo de focalización que desde la Secretaría de Desarrollo Social hemos venido construyendo y que se ha fortalecido con la firma de convenios con el Consejo de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) y con el propio SEDESOL para la integración del Sistema de Información Social Integral (SISI).

Un reto dentro de la ENI es brindar mejores herramientas a los municipios hacia la atención prioritaria de la pobreza en Nuevo León y que permitan una mejor utilización de sus Fondos de Infraestructura Social Municipal (FISM) en atender las carencias sociales que determinan la pobreza multidimensional. Por medio de talleres de capacitación, exposición de buenas prácticas, convenios de intercambio de información, y herramientas de focalización, se pretende fortalecer el involucramiento del nivel municipal con el estatal y el federal para incrementar en número e impacto las obras que atiendan principalmente la calidad y los espacios en las viviendas, el acceso a servicios básicos y faciliten el acceso a la alimentación, la salud y la educación.

Acabar con la pobreza no es una meta sencilla, pero estaremos más cerca de conseguirlo cuando lo empecemos a ver como una aspiración colectiva y no solamente como un objetivo gubernamental. Ahora es momento de capitalizar la apertura y neutralidad de un gobierno estatal ciudadano, los mecanismos establecidos por el gobierno federal, el conocimiento más cercano de la necesidad por parte de los gobiernos municipales y el trabajo que realiza la sociedad civil organizada en Nuevo León que es referente a nivel nacional.

 

Contacto: http://www.facebook.com/NataliaBerrun

Twitter: @NataliaBerrun