Permacultura; ¡Un sistema de vida obligado!

Por Edgardo Acosta Canales, Director de Parques y Vida Silvestre de Nuevo León

Recientemente le pregunté a un sobrino si me podía decir de dónde provienen los vegetales; me respondió, ¡de los congeladores del supermercado! Es una respuesta graciosa de un niño pequeño, pero es igualmente reveladora.

¿Realmente sabemos cómo se produce la leche? ¿Cómo se genera y conduce la energía?, ¿Cuál es la función de los murciélagos y de la abejas en nuestras vidas? Tal vez no tengamos por qué saberlo, pero ahora es imperativo interesarnos en ello.

La permacultura, promueve la educación ambiental, reconstruye ecosistemas, genera ranchos sustentables, sociedades saludables, y sistemas económicos que mantienen el cuidado de nuestro entorno.

Actualmente nuestra sociedad esta desvinculada con la naturaleza; inclusive los procesos productivos de la agricultura y ganadería son cada vez más intensos utilizando agroquímicos sin supervisión o inclusive no permitidos.

Las fábricas emiten contaminantes, nos oponemos tristemente a la verificación vehicular, amenazamos con más campos deforestados, los mantos acuíferos son escasos, premiamos la muerte de la biodiversidad con la cacería ilegal y así un largo etcétera, etcétera.

¿Es la contaminación y el deterioro ambiental el costo del progreso? ¿Al contaminar estamos progresando? Muchos no lo creemos así! Hagamos conciencia de la relación intrínseca que existe con la naturaleza; ella depende de nosotros, sin darnos cuenta de que dependemos mucho más de ella.

La propuesta es sencilla; sensibilizarnos, pensemos en la permacultura como un estilo de vida diferente, entendiendo que la solución no proviene de los gobiernos o de organizaciones no gubernamentales, sino de la contribución de cada uno de nosotros. Recientemente evaluamos el por qué las personas no arrojan basura en el Parque La Estanzuela y en otros parques sí, y entendimos que cuando el lugar esta impecable, la gente piensa varias veces en hacer algún daño.

La naturaleza es la gran obra, y sus matices y colores son las pinceladas que nosotros imprimimos. Dejemos de ser consumidores dependientes y pasemos a ser ciudadanos responsables y productivos, con plena conciencia de nuestra responsabilidad para con el medio ambiente.

Contacto: eacosta.pvsnl@gmail.com