Seguridad y Justicia con rumbo para Nuevo León

Por Adrián Emilio de la Garza Santos

Las políticas públicas enfocadas en temas de seguridad y procuración de justicia conllevan paz social y orden jurídico, son factores de bienestar que suman calidad de vida.

Con esta visión y sensibilidad, el Gobierno de Nuevo León responde a sus compromisos de redefinir la actuación y los alcances de la Procuraduría General de justicia del Estado, a través de la reforma a su Ley Orgánica, estructura administrativa, operativa, de procedimientos jurídicos e imagen institucional.

La sustancial reducción de indicadores delictivos en la entidad demuestra que en Nuevo León, el reto de un Estado justo y libre de violencia, es más bien un área de oportunidad en la que sociedad y gobierno avanzamos con firmeza y con rumbo definido.

En la anterior entrega detallamos el adelanto en la implementación del Sistema Penal Acusatorio, y los resultados en materia de reducción de homicidios dolosos, combate al secuestro y robo de vehículos, acciones estratégicas de relevancia nacional.

Hoy nos enfocamos en el perfil de un equipo de servidores públicos orientado a entender y resolver la problemática de los ciudadanos, servidores públicos como los que recién se integran a la Agencia Estatal de Investigaciones y otras áreas de despliegue operativo de la Procuraduría de Justicia nuevoleonesa, todos ellos profesionistas, egresados de las recientes generaciones del Instituto de Formación Profesional de esta representación social.

Para este grupo de jóvenes entusiastas el mensaje es muy claro, es el mismo que sintetiza el gobierno de Rodrigo Medina: “entrarle de lleno al tema de seguridad, brindarle a la ciudadanía tranquilidad y confianza en sus autoridades e instituciones, y que la gente se sienta atendida y escuchada.”

Es cierto que en materia de seguridad ningún esfuerzo, colectivo o aislado será suficiente, también es cierto que en Nuevo León el escenario está cambiando, y en la transformación de la Procuraduría General de Justicia se inscribe la actuación de los nuevos Agentes Investigadores, que a su adiestramiento táctico operativo, agregan conocimientos jurídicos superiores, adquiriendo una cultura de servicio y respeto a los derechos humanos.

Así, en la Procuraduría de Justicia mezclamos juventud con experiencia y entretejemos capacidades y conocimientos, lo cual aunado a la infraestructura y equipamiento, incrementados en forma exponencial por la presente administración estatal, abonan credibilidad y confianza.

Así modelamos a la Procuraduría de Justicia como una institución rejuvenecida, vigente, proactiva, una institución de y para los nuevoleoneses, donde Agentes de Ministerio Público, Investigadores y Peritos tienen una misión: Proteger a los ciudadanos y hacer imperativo el Estado de Derecho.