Temer podría librar ser sometido a juicio

Por Notimex 

Brasilia.- El presidente de Brasil, Michel Temer, podría librar la votación en la Cámara de Diputados sobre si es sometido a juicio político por un presunto esquema de sobornos, un capítulo más de la peor historia de corrupción en el país sudamericano.

A pesar de que tiene sólo cinco por ciento de aprobación en las encuestas de opinión y miles de llamadas para que renuncie en los últimos meses, Temer ha sido capaz de mantener la mayor parte de su coalición de gobierno en la cámara baja, la cual pesidió durante muchos años.

La oposición espera que por lo menos parte de ese apoyo salga erosionado, pues el debate de este miércoles será transmitido en vivo a nivel nacional.

El 26 de junio, el procurador general, Rodrigo Janot, denunció a Temer por recibir un soborno de 500 mil reales (unos 150 mil dólares) de JBS, la mayor procesadora de carne del mundo.

La denuncia llegó al juez del Supremo Tribunal Federal (STF) Edson Fachin, encargado de las causas de funcionarios federales con fueros englobadas en la Operación Lava Jato, que comenzó en la estatal Petrobras.

Fachin pidió entonces autorización a la Cámara de Diputados para analizar el caso, ya que éste es el único órgano que puede autorizar la instauración de un juicio penal contra un presidente en ejercicio.

En la Cámara de Diputados, la denuncia pasó primero por la Comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía (CCJ), de 66 miembros, que al cabo de varias sesiones de debates emitió un parecer favorable a que la denuncia sea archivada.

Ese parecer debe ser discutido y votado este miércoles por el plenario de 513 diputados, si es que se consigue el quorum mínimo de votación de 342 (dos tercios de los escaños).

Para que la denuncia siga su curso, es necesario que ésta obtenga el apoyo también de 342 diputados, pues de lo contrario será archivada

Rodrigo Maia, aliado de Temer, sostuvo ante los periodistas que la victoria estaba asegurada. “Esto se resolverá el miércoles por la tarde”, señaló Maia, añadiendo que sería un alivio para el país poder seguir adelante.

La crisis del gobierno de Temer es la última consecuencia de una investigación colosal sobre la corrupción que ha llevado al encarcelamiento de muchas personalidades de las elites del país, incluyendo a Marcelo Odebrecht, ex director general de la gigante constructora Odebrecht.

Temer, quien fue vicepresidente, llegó al poder hace poco más de un año cuando la mandataria Dilma Rousseff fue acusada y luego destituida por administrar ilegalmente el presupuesto federal.

Rousseff, miembro del izquierdista Partido de los Trabajadores, acusó a Temer, del partido Movimiento Democrático Brasileño, de estar detrás de su derrocamiento.

Desde que asumió el poder, la administración de Temer se ha visto sacudida por un escándalo tras otro, mientras sigue logrando avanzar en una legislación impopular, como un relajamiento de las normas laborales y propuestas para recortar los beneficios de pensiones.