Un Paisa en Monterrey

Rafael Nanclares / Asesor Internacional en Infraestructura y Movilidad

Paisa, gentilicio para las personas nacidas en Antioquia departamento de Colombia donde Medellín es su capital, es como ser Regio para las personas del estado de Nuevo León.
Monterrey embriaga por su amabilidad y su modernidad, sin dudad una concentración importantísima de personas en el gran México.

Para mí al llegar a finales del 2015 y poder vivirla hasta la actualidad, con mi mi-rada de asesor de infraestructura y movilidad ha generado profundas reflexiones en torno a la ciudad latinoamericana. Indudable su éxito como eje industrial de México, es solo ver la extensa y variada zona industrial que se ha desarrollado en esta ciudad, la calificada academia de la ciudad de Monterrey, conocida internacionalmente como el Tecnológico de Monterrey, la Universidad de Nuevo León y la Universidad de Monterrey por citar algunas, configuran una metrópoli exitosa, dar una opinión de esta ciudad en términos de infraestructura y movilidad es un ejerci-cio cuidadoso y respetuoso de un centro urbano fascinante poseedor de una idiosincrasia maravillosa y una encantadora manera de ser y habitar este planeta, por la cual estoy muy encantado.

Al estar en una dimensión editorial lanzare mis observaciones de la ciudad o mejor del conglomerado de municipios que conforman la gran urbe que es Monterrey, lo primero que asombra es la desigualdad, fácilmente reflejada cuando se visita El Topo chico, la Risca, La alianza real, La campana, el centro de la ciudad de monterrey y se compara con el Municipio de San pedro, Cumbre, Mitras, esta obvia y clara manifestación de la desigualdad tal cual pasa en mi ciudad Medellín, lo cual genera quebrantos en el alma. Que decir de esta desigualdad, para mí que soy del trópico exuberante plagado de verde, de árboles, zonas verdes, agua, me llevo a ver algunas conclusiones quizás muy obvias pero que quiero resaltar, la primera, que las zonas verdes en Monterrey están localizadas en los sectores más favorecidos, por ejemplo la calzada del Valle, y toda la zona de Chipinque, un sector hermoso y maravilloso, por supuesto entendiendo que Monterrey es una zona con una pluviosidad baja, donde conservar jardines es una actividad costosa pero que tienen el privilegio de tener especies que se conservan durante toda el año, genera una divisoria en el paisaje y siendo una condición que disfrutan los más privilegiados de Monterrey.

La ausencia de Banquetas en la ciudad y la desconexión de un sistema de transporte masivo que conecte a toda la ciudad y todos sus habitantes creo que es son los retos de la ciudad. Monterrey es una ciudad del automóvil, se hace muy relevante tener automóvil para desplazarse, y como lamentablemente pasa, esto afecta a los más desfavorecidos, los pobres les muy costos desplazarse en tiempo y dinero, además de la peligrosa contaminación que en este momento vive la ciudad.

Al manifestar estas observaciones sé que no son cosas nuevas, estoy convencido que los expertos de Monterrey lo saben, y lo han dicho, pero no se han materiali-zado acciones contundentes para formar al ciudadanía, ricos y pobres que la ciu-dad debe coserse, ser un lugar de encuentro, una ciudad para las personas, por ejemplo, la vía Morelos en el centro de la ciudad cerca a la macro plaza, parte fundamental y vivo ejemplo del poder de una zona que es para el ciudadano, espacio comercialmente activo, símbolo de la ciudad, muestra el camino que se de-bería extender por todo Monterrey, esto no es un romanticismo es un llamado de la ONU HABITAT, hacer de las ciudad entornos sustentables, A Monterrey le urge tener generosas banquetas, arboles excesivos y sistemas de trasporte masivo en todas las zonas de la maravillosa ciudad de la RAZA.

Contactonanclaresrafael@gmail.com
Twitter:@RafaelNanclares