Una plaga llamada Francisco Cienfuegos

fundidora

Por Guillermo Martínez Berlanga, Ambientalista 

Vinieron como una plaga, la misma cepa, acicalados, jóvenes, “preparados” y más que nada… voraces.

Conocí a Francisco Cienfuegos en una conferencia de la UANL, yo había ido por un amigo, la plática no era mucho de mi interés, la tarde iba aburrida y entonces casi rompí en risa. El ahora alcalde de Guadalupe había sido cuestionado por una alumna. La pregunta era sencilla: “¿Qué opina de establecer un servicio civil de carrera en Nuevo León?” Algo desorientado Cienfuegos contestó “me parece muy importante que haya cada vez más profesionistas en el estado”. La respuesta era terrible, en ese momento me di cuenta que el ex diputado no tenía idea de los conceptos de administración pública. El servicio civil de carrera no es otra cosa que una profesionalización de los servidores públicos, nada que ver con lo que contestó Francisco. El ahora ex diputado salió con una respuesta que no sólo balconeó su ignorancia sino que me puso a pensar cuál era su verdadera vocación.

La historia de Cienfuegos es la de un priista tradicional. Fue arropado por un padrino, y vaya padrino, nada más y nada menos que Natividad González Parás, quien en términos epidemiológicos podría ser considerado como el origen del virus que descompuso al estado. Después se unió a las filas de otro terrible político: Rodrigo Medina. Ya una vez que había aprendido todo lo que tenía que aprender de estos nefastos funcionarios, saltó a una diputación y finalmente a la alcaldía en un triunfo por demás polémico.  Es gracias a esta incubación política que ahora la gente sufre los efectos devastadores del virus Cienfuegos, que hoy por hoy se sienten más duro en Guadalupe. ¿Cuáles son las consecuencias de esta enfermedad para la población?

Iniciemos por las foto multas, una acción polémica que ya ha sido declarada inconstitucional en otros estados. El alcalde alega que su principal preocupación es la seguridad, sin embargo de a mil pesos por multa en una avenida por la que transitan decenas de miles de neoleoneses, el dinero será el principal protagonista de esta medida. En su papel de víctima Cienfuegos alega que muy pocos están pagando, pero no nos engaña Sr. Alcalde, sabemos que al momento de cambiar de placas, tendrá acceso a su jugoso fondo de ahorro, al verse los ciudadanos obligados a liquidar todas las multas para poder acceder a la renovación de sus matrículas vehiculares.

La voracidad tiene múltiples formas, no sólo de pan vive el hombre y no sólo de multas va a vivir Cienfuegos. Al igual que sus Maestros Nati y Medina, el alcalde es también un hombre de negocios, negocios turbios y abusivos. Durante el 2015 a Cienfuegos y sus maestros les explotó un escándalo por una operación de compraventa de terrenos en Mina, localizados casualmente junto al ahora suspendido penal en construcción. Uno podría decir que todo son calumnias, sin embargo, una operación comercial que tenga a Medina, a su padre y al actual alcalde de Guadalupe juntos en el mismo renglón, siempre será sujeta a pensar lo peor. Piensa mal y acertarás dicen algunos.

No es el único escándalo, el gobierno de Estados Unidos también inició sus pesquisas alrededor de la fortuna del ex diputado. La familia Cienfuegos está siendo investigada por el pago de un millón 200 mil dólares para la compra de un avión. De nuevo todo puede ser una calumnia, pero casualmente al alcalde se le acumulan los actos sospechosos… y millonarios

El virus Cienfuegos también ataca al medio ambiente. En su plan de desarrollo municipal dice que el 84% del territorio municipal tiene potencial de desarrollo urbano, es decir 84% del territorio está ahí para que Francisco siga haciendo negocios, pese a que el municipio es de los más bajos en el índice de áreas verdes. Incluso las zonas protegidas aledañas al parque la pastora se encuentran en la mira. Para Francisco no sólo el terreno regular basta, también el cerro puede tener potencial para invertir, el alcalde pretende la construcción de un funicular en la punta de la montaña más emblemática del estado, concesionado a modo para hacerse rico.  No importa quién se le atraviese al funcionario, a la hora de hacer dinero nada puede detenerle.

Foto multas, desarrollos urbanos, compra de terrenos de manera turbia, investigaciones por parte de los Estados Unidos, la plaga Cienfuegos tiene muchas variantes, la pregunta es: ¿Está Guadalupe listo para combatir la enfermedad, o el más avanzado de los alumnos de Nati terminará por hacerse rico a costa del municipio?

Todo está en peligro, el Río La Silla, el Cerro de la Silla, el Bosque La Pastora, el bolsillo de los ciudadanos. Es momento de tomar medidas contra esta nefasta enfermedad llamada Francisco Reynaldo Cienfuegos Martínez.

Contacto: gmtzberlanga@hotmail.com

Twitter: