¿Y la implementación de la Ley de Víctimas de Nuevo León?

Por Hna. Consuelo Morales Elizondo

Como es bien sabido la Ley de Víctimas del Estado de Nuevo León fue publicada en diciembre del año pasado en el Periódico Oficial de nuestro Estado.

Mucho se habló al respecto, antes y después de su publicación, pues sociedad civil y víctimas tuvimos que luchar por un espacio de intervención en la redacción de dicha ley, que irónicamente vale la pena aclarar, es para las víctimas.

Nos preocupan particularmente dos cosas, la no asignación de presupuesto para la segunda mitad de 2014 que es cuando supuestamente debería empezar a funcionar  la Comisión Ejecutiva Estatal y todos sus órganos complementadores, así como la designación del Comisionado encargado de dicha Comisión.

La Ley de Egresos para el Ejercicio de 2014 no contempla en ninguno de sus rubros  presupuesto destinado para la instalación de la Comisión Ejecutiva Estatal y mucho menos para los órganos que la complementan.

Es importante mencionar que la Ley de Egresos fue publicada después de la publicación de la Ley de Víctimas del Estado, pudiendo prever tanto el Ejecutivo Estatal como el Congreso del Estado la necesidad de asignar recursos para estos efectos.

¿Cómo es que el Poder Ejecutivo de nuestro Estado pretende implementar una ley de tal envergadura sin un peso? Esta es una pregunta que constantemente nos hacemos desde CADHAC y por supuesto estamos a la expectativa de ver cómo es que se va a solucionar esta laguna.

Sabemos además que cualquier ley, y en especial aquellas que contemplan estructuras nuevas encargadas de la implementación de disposiciones legales, como lo es la Ley de Víctimas y la Comisión Ejecutiva Estatal, forzosamente deben venir acompañadas de recursos económicos que permitan poner en marcha los planes, programas y todo lo necesario para lograr el cabal cumplimiento del ordenamiento legal.

Por otro lado, nos preocupa el tema del Comisionado encargado de la Comisión Ejecutiva Estatal de Víctimas.  De acuerdo al artículo 73 de la Ley Estatal de Víctimas el Ejecutivo debe proponer al Congreso del Estado, previa convocatoria pública, al Comisionado de la Comisión Estatal de Víctimas,  mientras que el transitorio sexto del mismo ordenamiento nos dice que a inicios de julio de este año el Ejecutivo deberá hacer dicha propuesta. Hasta el día de hoy no se ha publicado en el Periódico Oficial del Estado ninguna convocatoria, para que, tal y como lo dispone el mismo artículo 73, organizaciones civiles e instituciones académicas sean únicamente quienes propongan al Ejecutivo Estatal los candidatos para que éste seleccione de entre las propuestas y por último el Congreso ratifique dicha selección.

Es sumamente importante recordar que la Comisión Ejecutiva Estatal de Víctimas es el órgano que propiamente se encargará de darle vida a la Ley Estatal de Víctimas, por lo que en definitiva el éxito de la multicitada Ley dependerá mucho de quien esté al frente de dicho organismo.

No está de más mencionar que adicionalmente de los dos pendientes mencionados que tiene el Gobierno de Estado para con las víctimas de delitos y de violaciones a Derechos Humanos, existen otros temas no resueltos de los que muy pronto se vencerá el término estipulado para su cumplimiento, de acuerdo a los transitorios de la Ley Estatal de Víctimas, a saber: la instalación del comité de atención, asistencia y protección a las víctimas, la emisión del reglamento, la designación de los tres representantes permanentes ante el Sistema Estatal de Atención a las Víctimas, el diseño del Programa Anual de Atención a Víctimas del Estado y el Fondo de Atención, Auxilio y Protección a las Víctimas del Estado de Nuevo León.

Para concluir, nos gustaría decir que la publicación de esta Ley ha representado un futuro respiro para muchas de las víctimas de esta desatada y cruel ola de violencia que ha arrasado con nuestro Estado.

Estamos convencidas de que si el Estado y la sociedad no respondemos de alguna forma pronta y efectiva a las necesidades generales que tienen las víctimas, éstas no llegarán a sentirse identificadas con este Estado y mucho menos con este país, pudiendo generar además odio y rencor. La violencia ya les arrebató algo en su vida y es responsabilidad del Estado y de toda la sociedad el construir mecanismos para satisfacer o reparar esos daños causados.

En CADHAC estamos a la espera de las respuestas que darán nuestras autoridades para subsanar aquellas cuestiones pendientes y urgentes para que esta Ley pueda ser implementada, y cumpla cabalmente con el fin para el que fue creada.

 

Hna. Consuelo Morales Elizondo

Directora de CADHAC, Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos.