septiembre 2016

Lo más relevante

Curioseando

Unos jóvenes rusos que estaban de vacaciones en la ciudad de Volgogrado no hallaron nada mejor para entretenerse que usar un lujoso vehículo como trampolín para lanzarse al agua. Convirtieron su auto deportivo en un tobogán.