No cesan fines de semana violentos

Por Elizabeth Cruz

Monterrey.- Lo que pareciera haberse presentado sólo en el mes de julio, la violencia continúa extendiéndose en esta primera quincena de agosto, y es que de nueva cuenta los municipios de Juárez, Monterrey y Escobedo son el blanco de la delincuencia.

El primer hecho fue registrado el sábado apenas a las 18:46 horas en Cerrada Hacienda la Castellana en su cruce con Sendero Encantado  en la colonia residencial La Hacienda, donde se reportaron detonaciones.

Al lugar acudieron elementos de la Guardia Civil quienes encontraron cuatro casquillos percutidos y tres cartuchos sin percutir; de los cuales tres se visualizan en la puerta del domicilio y uno en un escalón de la escalera de la entrada además de un rozón en la puerta derecha trasera de un vehículo Lincoln color negro.

En el domicilio no fueron reportadas personas heridas ni fallecidas.

Ya en el municipio de Juárez, a las 22:00 horas del sábado se reportó un ataque a un joven de 19 años en el cruce de Santos Galván Olvera y Sor Juana Inés de la Cruz, en la colonia Los Naranjos.

El joven que fue identificado como Jordy Jasiel Mora Castillejas quien fue trasladado aún con vida en una ambulancia a la Clínica 4 del IMSS, en el municipio de Guadalupe, falleciendo a las 04:00 horas del domingo.

Según lo señalado por las autoridades investigadoras, Mora Castillejas se encontraba bebiendo cervezas, en compañía de su primo al exterior de la casa de su tía. Después su hermano y su primo salieron en compra de más bebidas embriagantes cuando al momento de llegar al negocio, un hombre en una bicicleta se aproximó a ellos para reclamarles que estuvieron a punto de atropellar a su hijo, y posteriormente se retiró.

Al regresar al domicilio y luego de unos minutos, el hermano del hoy occiso escuchó balazos, para posteriormente informarle que Jordy Jasiel se encontraba herido. Los testigos describieron al asesino como delgado, alto y con vestimenta oscura. Las autoridades se encuentran investigando al hombre que reclamó a los familiares de la víctima.

Mientras que en el municipio de Escobedo, un menor de 13 años que se encontraba en casa de un amigo, fue alcanzado por una bala perdida, en las calles Cerro de la Silla y Santa Lucía en la colonia Santa Lucía.

Fue alrededor de las 00:20 horas cuando el menor, identificado como Ricardo, se asomó por la ventana de la recámara del segundo piso donde se encontraba y segundos después cayó al suelo con una herida en tórax.

No fue hasta 30 minutos después que el adolescente fue declarado muerto por los rescatistas de Protección Civil.

Al lugar arribaron la Policía de Escobedo y Peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado, quienes no han establecido si fueron encontrados casquillos.