Acusa corte europea a fuerzas del orden italianas de tortura

respaldo

Por Notimex

Roma.- La Corte Europea de Derechos Humanos condenó hoy a Italia a indemnizar a 59 personas de ocho nacionalidades por haber sido torturadas por las fuerzas del orden durante las protestas de la cumbre del G-8 celebrada en Génova en julio de 2001.

A más de 16 años de distancia de los hechos, el Tribunal europeo estableció en paticular que los manifestantes antiglobalización detenidos durante la cumbre y encerrados en la cárcel local de Bolzanetto fueron sometidos a torturas.

Los jueces condenaron al Estado italiano a indemnizar por daños morales con entre 10 mil y 85 mil euros por persona a 59 individuos de ocho diferentes nacionalidades.

La cumbre del G-8 de Génova estuvo marcada por protestas antiglobalización que dejaron un muerto, decenas de heridos y cientos de detenidos, además de cuantiosos daños materiales.

De acuerdo con las denuncias, más de 300 personas fueron golpeadas y torturadas por las fuerzas del orden, que irrumpieron en la escuela Díaz de Génova, donde se alojaban los manifestantes.

Según los jueces de Estrasburgo, los detenidos en la cárcel de Bolzanetto se encontraban en una situación de vulnerabilidad y fueron sometidos a abusos físicos, verbales y piscológicos equivalentes a la tortura, delito que en ese entonces no estaba previsto en el Código penal italiano, por lo que ninguno de los responsables fue castigado.

La Corte, sin embargo, determinó que los hechos de Génova no fueron aislados, pues también reconoció que los guardias carcelarios de la ciudad de Asti torturaron en 2004 a los detenidos Andrea Cirino y Claudio Renne, muerto en prisión en enero pasado.

Los magistraros condenaron a Italia a pagar 80 mil euros de resarcimiento por daños morales a Cirino y a la hija de Renne.