El deshielo de la relaciones Washington-Pyongyang

Por  Víctor Edgar Sánchez Gallegos / Director de Relaciones internacionales de la UDEM

Los últimos meses la relación Corea del Norte-Estados Unidos ha sido histórica, inesperada y reflejo de los temperamentos del presidente Trump y Kim Jon-un en los temas de política exterior. La confrontación sostenida durante meses en redes sociales y medios de comunicación alarmó a la comunidad internacional, y sorprendió cuando Trump anunció el acercamiento con Pyongyang.

La posible reunión será el 12 de junio en Singapur. Dicha reunión  tuvo dos antecedentes: 1) Los juegos olímpicos de invierno de Pyognchang en Corea del Sur y 2) El encuentro entre los mandatarios de ambas Coreas en la zona desmilitarizada o paralelo 38º. Éste último fue un evento primordial para que la Casa Blanca aceptara sentarse a negociar.

Sin embargo, lo primordial es la desnuclearización de Corea del Norte a cambio de concesiones de Estados Unidos. Recordemos que las sanciones de Washington a Pyongyang la mantienen restringida, mientras que el pueblo norcoreano sufre pobreza, hambruna, falta de inversión extranjera y empleos, etc.

El negociar concesiones a cambio de desmantelar el arsenal nuclear no es tan difícil, debido a la necesidad económica de Corea del Norte. Pero lograr una reunificación de la península coreana,  reunir a las familias separadas desde 1953 y la violación de los derechos humanos seguirá sin resolverse. ¿Cuántos años más transcurrirán para que Corea sea solo una?.

 

Contacto: victor.sanchez@udem.edu