Enfrenta el mundo la mayor crisis alimentaria desde 1945: FAO

Por Notimex

Roma.- La “grave amenaza” de hambruna que se posa sobre el noreste de Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemén es la mayor crisis alimentaria del mundo desde 1945, aseguró hoy la FAO, que recibió la visita en su sede central del príncipe Carlos de Gales.

En un comunicado la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señaló que durante su visita el príncipe fue informado por representantes de los tres organismos alimentarios de la ONU con sede en Roma sobre esa “grave amenaza”.

El heredero del trono británico se reunió con el director general de la FAO, José Graziano da Silva, y con altos directivos del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

El Príncipe Carlos examinó fotografías y mapas que detallan la situación en los cuatro países, donde un total de 30 millones de personas padecen de grave inseguridad alimentaria.

“La actual coyuntura se considera la mayor crisis alimentaria en el mundo desde 1945. En febrero, la ONU declaró la situación de hambruna en Sudán del Sur, donde al menos 100 mil personas se enfrentan a la inanición, mientras que los otros tres países están igualmente al borde de la hambruna”, señaló el organismo.

En una videoconferencia desde Mogadiscio, Richard Trenchard, representante en Somalia, informó sobre los esfuerzos de la FAO y sus asociados para evitar la hambruna en el país africano, donde el conflicto prolongado se ve agravado por las sucesivas sequías causadas por el cambio climático.

Según explicó Trenchard, gracias a la labor de socorro y emergencia en curso, es poco probable que Somalia sufra este año una hambruna generalizada.

“Sin embargo, la situación sigue siendo acuciante. El hambre, la inanición y la devastación de los medios de subsistencia y por supuesto la muerte, son amenazas muy presentes”, añadió, señalando que la seguridad sigue siendo un grave problema en el país del Cuerno de África.

Más de seis millones de personas se enfrentan a una inseguridad alimentaria aguda en Somalia y la mayoría vive en zonas rurales, donde los niveles de hambre han aumentado principalmente debido al deterioro de la producción agrícola y ganadera, y de otras fuentes de alimentos e ingresos, resaltó la FAO.

La FAO, junto con otros organismos y asociados de Naciones Unidas, incluyendo el Reino Unido, ha implementado en Somalia una serie de medidas que incluyen aportaciones monetarias (dinero en efectivo por trabajo y transferencias incondicionales de efectivo), el suministro inmediato de alimentos, agua y el apoyo a la agricultura y la pesca.

El Reino Unido es el mayor donante individual en los esfuerzos de alivio del hambre en Somalia y ha asignado 110 millones de libras esterlinas en ayuda para dar respuesta a la sequía. Esta aportación brindará ayuda para salvar la vida a miles de personas, incluyendo alimentos, agua potable y servicios médicos de emergencia.

Durante su visita a la sede de la FAO, el príncipe Carlos participó también en una mesa redonda con altos representantes del organismo de la ONU.

Entre los temas abordados estuvieron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Además, la forma en que éstos afectan a los sectores agrícolas -incluyendo silvicultura, pesca, agricultura y ganadería- y la labor de la FAO para ayudar a sus países miembros a combatir el hambre y la pobreza.