Proponen ambicioso plan para la educación

educación

Por Notimex

Naciones Unidas.- El enviado especial de la ONU para la educación, el ex primer ministro británico Gordon Brown, presentó este viernes el plan más ambicioso en la historia para financiar el aprendizaje escolar en los países menos desarrollados en el mundo.

Titulado Fondo Internacional de Finanzas para la Educación, el plan requeriría recabar 10 mil millones de dólares mediante aportaciones de países y de bancos de asistencia multilateral, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

De acuerdo con Brown, la meta es abatir la “crisis educativa” que actualmente existe y que amenaza con acrecentar una “división amplia y persistente” que podría excluir de empleo a 400 millones de niñas para el año 2030.

La propuesta, firmada por 1.5 millones de jóvenes en todo el mundo, fue entregada por estudiantes al secretario general de la ONU, Antonio Guterres. De ser concretada esta sería la mayor inversión en educación de la historia.

De acuerdo con la Comisión de Educación, encabezada por Brown, los estándares de aprendizaje en África se encuentra atrasados un siglo en promedio respecto de los países de ingresos altos.

Si continúan tales tendencias, la Comisión estimó que más de la mitad de los niños y jóvenes del mundo, o unos 800 millones de personas, no tendrán las habilidades básicas necesarias para integrarse a la fuerza de trabajo moderna.

“En lugar de estar en la escuela, los niños quedarán atrapados como trabajadores, novias, soldados y víctimas de la trata. Los médicos, abogados, profesores e innovadores aspirantes al futuro nunca se darán cuenta de sus talentos. Esta es una pérdida que no podemos permitirnos”, afirmó Brown.

De acuerdo con la Comisión, la asistencia para la educación ha sido cada vez menor en el marco del apoyo internacional, y disminuyó de 13 por ciento hace una década al 10 por ciento actualmente.

El plan en una primera etapa podría financiar 20 millones de lugares adicionales dentro de las escuelas en el mundo. Los recursos de los bancos de asistencia multilateral serían complementados por los países, que además se comprometerían a realizar reformas educativas.

En un mensaje sobre este plan, Guterres subrayó que el mundo no puede aceptar que 250 millones de niños no aprendan ni siquiera las habilidades más básicas.

“En la próxima década, aproximadamente mil millones de jóvenes ingresarán a la fuerza de trabajo. Todos necesitan educación para poder ayudar a construir un mundo de paz, prosperidad, dignidad y oportunidad para todos”, señaló Guterres.