Sorprende Katy Perry a regios

Por Gil Zantana

Monterrey.- Como lo prometió, Katy Perry cumplió con ofrecer uno de los mejores espectáculos para celebrar 10 años de carrera musical. La cantante ofreció la primera fecha de su “Witness Tour” en la Arena Monterrey, reuniendo a 14 mil 500 asistentes que disfrutaron de sus más grandes éxitos como “Dark Horse”, “Hot and Cool”, “TGIF”, “California Girls” y su primer sencillo “I kissed a Girl”, entre algunos otros más.

Corrían las 10 de la noche cuando un enigmático ojo gigante marcaba la llegada de Katy, realizando en esta enorme pantalla LED un recorrido entre planetas para culminar con la entrada de la intérprete en una espectacular estrella fugaz, iniciando con el recorrido musical que no terminaría hasta pasada la madrugada. 

Varios fueron los asistentes que acudieron al espectáculo, caracterizados con los vestuarios representativos de Katy, desde los más pequeños hasta los más grandes, como un joven regio de nombre Daniel que tuvo con Perry una competencia de bascket ball, todo esto mientras portaba un vestuario dorado, idéntico con el la cantante inicia su espectáculo, algo que la sorprendió de sobremanera.

El momento gracioso de la noche lo protagonizó uno de sus tiburones que participaron en su medio tiempo del Super Bowl, cuando realizaron una competencia poniendo a prueba sus habilidades musicales en un enorme tapete de piano.

Un gran despliegue de varios elementos que transformaban el escenario, y la pasarela del mismo, se podían observar de manera muy discreta, acompañando los más de cinco cambios de vestuario de Katy Perry.

Durante la noche Katy nuevamente voló por los aires en un gran planeta, donde agradecería el cariño específicamente de sus fanáticos mexicanos y nuevamente realizó la hazaña, esta vez postrada en un enorme péndulo que la transportó hacia una gran mano para interpretar “Fireworks”, concluyendo el espectáculo entre un show de luces y pirotecnia.